La ansiedad es el principal problema de las vacaciones


Sufrir ansiedad durante las vacaciones es algo cada vez más habitual en las mujeres. Generar expectativas demasiado altas, convivir mucho tiempo con la familia o llenar tus vacaciones de un sinfín de actividades son algunos de los factores que te pueden generar tensión y estrés. Descubre cómo disfrutar plenamente tus vacaciones controlando tu ansiedad.

Como te he comentado anteriormente existen algunos factores que te generan malestar y estrés. Uno de ellos es idealizar tus vacaciones. Es algo que llevas deseando durante todo el año e inconscientemente has generado unas expectativas muy altas sobre ellas. Cuando éstas no son como tú has planeado u organizado, es cuando comienza la ansiedad y frustración.

 

Haz un “ME GUSTA” y únete a la comunidad Karina Rando. Cada semana te enviaré consejos, artículos y retos para que te sientas mejor contigo misma y tengas una vida mejor.

 


 

Otro motivo puede ser el excesivo tiempo libre del que dispones. Tu rutina diaria cambia. De un día para otro cuentas con mucho más tiempo libre y en muchas ocasiones no sabes qué hacer con él. Esto te genera mucha ansiedad porque tienes la sensación de no estar aprovechando tu tiempo libre, no puedes evitar sentirte como una vaga. Estás tan poco acostumbrada a disponer de tiempo para ti misma que cuando lo tienes te provoca estrés porque no sabes cómo disfrutarlo.

En otras ocasiones las mujeres pueden sufrir estrés durante las vacaciones porque llevan un ritmo de vida con una fuerte carga emocional. En la mayoría de las ocasiones es el propio trabajo el que te genera esa ansiedad. Si este es tu caso sigue estos 5 consejos para eliminar la ansiedad en el trabajo. Cuando por fin tienes tiempo para relajarte y poder serenarte ocurre todo lo contrario, te vienes abajo. En la época en la que estás trabajando te impides hacer frente a esos sentimientos negativos que tienes y es precisamente en las vacaciones cuando éstos ocupan un mayor protagonismo. Es el momento en el que el cuerpo dice “ya no puedo más”, se desmorona y aparece el “bajón”. Esto no es otra cosa que el proceso mediante el cual el cuerpo está depurándose, está eliminando aquellos sentimientos y sensaciones negativas que has ido acumulando durante el año.

 

 

Qué son las vacaciones perfectas


Para poder disfrutar de unas vacaciones perfectas sin ningún tipo de estrés es necesario el deshacerte de cualquier tipo de expectativa.

 

Es mejor dejarte fluir y estar abierta a todo lo que te ocurra. No establecer un ideal de vacaciones ya que si éstas no son así, te generarán una gran ansiedad.

 

No debes olvidarte que las vacaciones están diseñadas para desconectar de tu vida rutinaria, para disfrutar más de tu tiempo, de tu familia, para dedicarte más a ti misma. Es el momento de renovarte tanto física como emocionalmente, volver a llenarte de energía y recuperar tu equilibrio y tranquilidad para, así, poder afrontar el nuevo ciclo del año.

 

COMO CONTROLAR ANSIEDAD DURANTE VACACIONES

 

En Europa este ciclo está comprendido desde septiembre a julio. Normalmente es el mes de agosto cuando la mayoría de la gente toma vacaciones. Después de este periodo tan largo de trabajo es necesario pararte, ordenarte y descansar para volver a empezar el ciclo con las energías recargadas. Sólo así las vacaciones serán perfectas.

 

· ¿Por qué las mujeres tienen miedo a las vacaciones?

Las vacaciones son complicadas muchas veces para algunas mujeres. Es antes de este periodo cuando se empiezan a notar algunos síntomas de ansiedad originados por la cercanía de las vacaciones. Y es que es en este periodo cuando toda la familia está en casa. Durante el año cada miembro tiene su propia rutina y su correspondiente espacio, así los hijos están en el colegio, los padres trabajando…y de un día para otro toda la familia se deshace de su rutina y se encuentran que tiene que convivir 24 horas juntos.

 

Si tienes las típicas vacaciones rutinarias de ir al apartamento de la playa es normal que todo se te haga cuesta arriba y te genere ansiedad.

 

Debes de crear un espacio para cada miembro de la familia, realizar las tareas típicas de la casa y luchar con tu propio agotamiento ya que no has realizado un cambio de rutina en tu vida. Realizas las mismas funciones de siempre pero en la casa de las vacaciones.

Otro factor que ayuda a aumentar el estrés que puedes sufrir en vacaciones es el tener que convivir con toda la familia a la vez. No estás acostumbrada a pasar tanto tiempo seguido con todos los miembros de la familia. Hay veces en las que se te acaban las actividades para los niños y no sabes qué hacer para entretenerles. Además, muchas veces en este época se juntan los hermanos, sobrinos, suegros…que hacen más difícil tu día. A lo mejor pasas de comer un domingo al mes con toda la familia al completo a estar conviviendo con ellos durante una semana entera.

Todo esto ayuda a que tus vacaciones las percibas no como un periodo de calma y tranquilidad, sino más bien una continuación de tu rutina diaria agravada por el aumento del tiempo de convivencia con todos los miembros de tu familia. Los ataques de ansiedad ocasionados por las vacaciones tienen su origen aquí. Es necesario cambiar el “chip” y afrontar las vacaciones desde otra perspectiva.

 

· No tener tiempo para una misma provoca ansiedad

Sí, es fundamental para evitar empezar a tener ansiedad o estrés el disponer de tiempo para ti misma. Estás sometida a una rutina muy fuerte donde casi no tienes tiempo para nada. ¿Por qué es tan importante dedicarse tiempo a una misma? Porque si tú no te escuchas, ¿quién lo va hacer?. Es necesario que te conozcas bien. Como eres, tus gustos, deseos, miedos…. Hay personas que terminan sus días y nunca han llegado a conocerse realmente.

 

Párate a pensar
¿Cuántas veces a la semana detienes
tu vida un momento para escucharte?

 

Para preguntarte si por el camino en el que estás es por donde quieres ir, si la vida que llevas es la que soñaste, si necesitas un giro en tu vida o si tu estado de ánimo está cambiando por algún motivo. Es más habitual que dediques tiempo a los demás y que a ti. Pero tú también necesitas tiempo. Haz alguna actividad que te guste, que te motive. Vuelve a conectar contigo misma porque cuánta más larga sea la distancia que haya mayor ansiedad habrá.

 

ANSIEDAD DURANTE VACACIONES1

 

Si no te dedicas un mínimo de tiempo y dejas que el ritmo de tu día a día te atrape, al final acabarás sufriendo ansiedad. Es algo inevitable y que la mayoría de la población tiene. Precisamente por esto. Por no pararse de vez en cuando a escucharse.

Descubre una de las técnicas que más uso en la consulta para eliminar la ansiedad.

 

 

Consejos para controlar la ansiedad
estando de vacaciones


 

  • Descansa bien
    Pero recuerda que este descanso no debe ser demasiado largo ya que será contraproducente y te afectará físicamente.
  • Cuida el espacio donde descanses. Éste debe estar bien organizado, limpio y donde te sientas cómoda. Debes hacer del espacio donde estás, tú espacio. Un lugar donde te encuentres a gusto. Cuando te vas de vacaciones muchas veces alquilas lugares en los que no terminas de estar bien. Debes de crear el ambiente necesario para poder estar relajada y tranquila.
  • Vive el momento. No te aferres a las expectativas que tienes. Si éstas no se cumplen no hay que alterarse. Si las cosas no salen como las tenías planeadas no pasa nada. Si hay caravana, no hay sitio en el restaurante donde querías comer, no sale esa excursión a la que tanto querías ir…no pasa nada. Hay que dar importancia a las cosas que realmente la tienen. Vive y céntrate en el momento en el que estás viviendo sin tener más pretensión que esa, disfrutar de cada segundo aunque tus planes no se cumplan al cien por cien. Practicar el mindfulness te ayudará.

COMO CONTROLAR LA ANSIEDAD

  • Sé flexible. Si viajas en grupo o en familia hay que ser permisivo. No centrarte y exigir hacer todas aquellas cosas que tú quieres. Debes de ser flexible y hacer las actividades que las otras personas también les gusta hacer. Con esto no quiero decir que no debes de decir tu opinión. Es necesario y fundamental que en todo momento te pronuncies y digas cómo te sientes y lo que quieres. Pero sin más pretensión que la de transmitirla, nunca imponerla. Tienes que intentar decir las cosas con asertividad, con dulzura y tacto. El hecho de no hacerlo así te generará enfrentamientos con el resto de personas, aumentará tus sentimientos negativos y te ocasionará una angustia innecesaria. Debes relajarte y no estar tan pendiente de si lo que tú dices molesta o no. Diciendo las cosas con educación y cariño no tiene porqué haber ningún tipo de problema.
  • Aprender a hacer ejercicios de relajación y dedicar unos minutos al día a realizarlos.
  • Escribe un plan en el que especifiques qué cosas te gustarían hacer. Una vez que los tienes escrito desarrolla cómo lo puedes llevar a cabo. No hace falta buscar cosas muy difíciles sino todo aquello que te gusta y te hace sentir bien. Por ejemplo, leer un libro, escuchar música, ver un atardecer, dedicarte tiempo a pensar en ti…También aquí se incluirían las actividades que te generan satisfacción personal a distintos niveles como por ejemplo hacer surf, ir a un festival…
  • Ayudar a los demás. Seguro que en más de una ocasión has notado como tú y tu entorno cambia cuando haces un gesto bueno hacia otra persona. Una sonrisa, un abrazo, un ¿Te ayudo?…pueden generarte muy buena energía y mejorar tu alrededor.
  • Es importante que seas consciente de que no vas a cambiar de la noche a la mañana en vacaciones. Ten presente tus limitaciones y disfruta de cómo eres.
  • Asume que habrá problemas durante las vacaciones y que no todo saldrá como tú tienes pensado. Recuerda que nada sale como uno espera. Acéptalo y no dejes que esto te genere ansiedad innecesaria.
  • Dedícate unos minutos al día. Como ya has leído es fundamental disponer de unos momentos al día para poder conectar contigo misma. De esta manera recuperas el equilibrio y la serenidad alejando la ansiedad que te haya podido producir determinados momentos del día.

En resumen vive el momento, no te agobies por las cosas, disfruta. Si necesitas tu espacio de soledad no pasa nada por pedirlo. Di que te vas a dar un paseo sola. Esto es fundamental para poder reorganizarte tanto interna como emocionalmente.

 

 

Vacaciones organizadas disminuye la ansiedad


Es importante para eliminar la ansiedad durante las vacaciones el tener un timing. El saber qué se va a hacer durante las vacaciones. Organizar tus días y enfocarte en aquellas cosas que quieres hacer para romper tu rutina. No de una manera detallada sino más bien como una guía que te ayuda a sentirte más productiva y aumente la sensación de estar aprovechando tu tiempo libre. Pero recuerda que esto debe servirte solamente como una base. En ningún momento debe de generarte ansiedad el hecho de que todo no salga como has planeado. Es fundamental dejarte fluir por los acontecimientos que te suceden durante tus vacaciones pero siempre bajo la guía de cosas interesantes que te gustaría hacer.

Al tener tu tiempo libre organizado ayuda a no pasarte todo el tiempo descansando. Es normal que quieras hacerlo teniendo en cuenta que te pasas 11 meses trabajando. Pero,

 

Hay una diferencia muy grande
entre descansar un poco y recuperar energías
a hacer el vago durante todas tus vacaciones.

 

Incidimos en esto ya que si te decantas por la última opción luego te será más duro volver a adaptarte a tu vida rutinaria. Por esto hay que compaginar ese descanso con una cierta actividad. Mantente dinámica, con ganas de hacer actividades y aprovecha las energías que te dan el sol y la naturaleza. Si tú te sientes viva y equilibrada lo transmitirás a todos los miembros de tu familia con los que convives.

Por eso decántate por unas vacaciones organizadas, así reducirás la sensación de no estar aprovechando bien tu tiempo libre.

 

 

La ansiedad y el exceso de la familia
en vacaciones: Problemas de pareja


Es normal que en vacaciones se produzcan más separaciones ya que es la época en la que más tiempo conviven las parejas. Aunque no te des cuenta durante el año cada uno tiene su propia rutina y puedes coincidir con tu pareja sólo en determinados momentos al día. En el desayuno, la cena, el fin de semana…pero durante las vacaciones la convivencia es continua. Al pasar más tiempo juntos hace que aumenten también las fricciones entre ambos. Es algo normal, la convivencia es lo que tiene. A estas discusiones que surgen hay que añadirle el cansancio que tienes acumulado por haber estado todo el año trabajando. Esto hace que no tengas tanta paciencia con determinadas cosas y que se genere una discusión por cualquier cosa.

 

COMO CONTROLAR ANSIEDAD

 

Para evitar posibles ataques de ansiedad provocadas por estas peleas es necesario que se entiendan las vacaciones como un periodo para descansar, relajarte, hacer balance de todo lo que has vivido durante el año y analizar si te gusta o no te gusta. Cómo te sientes conviviendo con tu pareja. Si notas que hay algunos problemas serios o por el contrario todas las discusiones son provocadas por la falta de descanso.

 

La mayoría de las rupturas que se produce
en las parejas es porque las personas
han evolucionado hacia caminos distintos.

 

Quizá antes tú eras una mujer a la que le gustaba tenerlo todo organizado y ahora dejas cada vez más cosas a la improvisación. O ya no quieres una persona que sea tan autoritaria a tu lado o que tengas que ser tú siempre la que lleves las riendas. Las personas evolucionan y no siempre los dos miembros de la pareja lo hacen a la par. Las discusiones diarias que se generan en vacaciones son un indicativo de que algo no va bien dentro de la pareja. Este estado hace que aumente tu ansiedad ya que te vas dando cuenta que la convivencia con tu pareja cada es más difícil. Empiezas a notar que hay algo que no marcha bien.

Cuando realmente no existen grandes diferencias entre los miembros de la pareja, los conflictos o fricciones que surgen durante el día se olvidan sin más. Así que te toca analizar qué tipo de discusiones tenéis y porqué se originan.

Hay infinitos motivos por los que la ansiedad aparece. Por el trabajo, la familia, las vacaciones, los problemas…Es fundamental aprender a vivir con ella y sobre todo a sacarle provecho. Descubre como la ansiedad puede ayudarte en tu día a día.

 

 

Romper las rutinas en vacaciones para ser tu misma


Como vengo comentado, es importante tomarse las vacaciones como una época donde poder volver a conectar contigo misma. Aunque no te lo creas te sumerges en una rutina dentro de ellas que hace que sea imposible encontrar un hueco para ti.

¿Cuántas mujeres conoces que están tan pendientes de su familia en vacaciones que se olvidan de ellas mismas?, ¿cuántas mujeres se organizan unas vacaciones frenéticas, con mil sitios que visitar y ciento de cosas por hacer que al final no tienen ni un segundo de descanso?

Tanto el primer ejemplo, la madre y esposa que está las 24 horas del día pendiente e intentando agradar a su familia, como en el segundo caso, la mujer que vive un sinfín de nuevas experiencias en sus vacaciones, son claros ejemplos en los que la mujer puede sufrir ansiedad. Y es que está sometida a un ritmo en el que no encuentra tiempo para estar con ella misma. Las múltiples tareas que tiene que hacer le impiden serenarse, parar su tiempo y escuchar cuáles son sus propias necesidades. ¿Cómo vas a encontrarte bien si no sabes ni siquiera qué es lo que quieres y necesitas? Por eso desacelera tu ritmo en vacaciones y dedícate unos minutos a ti cada día. No te dejes llevar solo por lo que quieren los demás. Pronúnciate, di lo que tú también quieres y hazlo.

De no hacerlo corres el riesgo de volver de vacaciones con más ansiedad de la que te fuiste porque sientes que no has aprovechado bien el tiempo. Muchas veces vuelves más cansada de lo que te fuiste y año tras año es la misma historia. Aprende a analizar tus vacaciones para no volver a caer en los mismos problemas de ansiedad.

 

 

Reto Karina Rando:
Convierte la ansiedad en tranquilidad y disfruta de las vacaciones


Como te he comentado antes es fundamental encontrar un tiempo para ti. Dedícate unos diez minutos al día. Como ves no es mucho el tiempo que necesitas para encontrarte mejor e ir eliminando la ansiedad que tienes.

A modo de diario, escribe cómo has pasado el día, cómo te has sentido, qué has vivido, si te ha gustado o no. Escribe todo, tanto lo bueno como lo malo. Cuando lo plasmas en el papel se es más consciente de las cosas. También es una manera de vaciar aquellas malas experiencias que hayas podido tener.

Así, casi sin darte cuenta estás ayudando a eliminar la ansiedad de tu vida reduciendo los sentimientos negativos que tienes. Hacer una especie de diario donde puedas reflexionar sobre todo lo que te ha pasado en el día es una buena manera de deshacerte de aquellas situaciones, sentimientos y emociones que no te interesan. Lo mejor de todo es que al escribirlo y leerlo te haces consciente de lo que has vivido pudiendo cambiar y rectificar aquellas cosas que están en tu mano y no te ha gustado.

Es necesario para evolucionar como persona el poder tener tiempo para ti misma. Ser consciente de lo que estás viviendo y del comportamiento que tienes frente a las cosas que te suceden. Si actúas como tú quieres o no.

¡Ser feliz sólo depende de ti!

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.