Cómo organizarte para la Navidad con el volumen de trabajo diario y la familia

 

Se acumulan los compromisos, las cenas de trabajo, los amigos invisibles, las comidas a preparar,… pero tienes que ser consciente de que eres una sola mujer y podrás abarcar hasta una parte.

Tu mejor arma es la organización y, tu apoyo, el compartir.

Organiza todos estos eventos pero, por primera vez, date la oportunidad de seleccionar a cuales quieres asistir. No te rindas al compromiso y al que dirán, sé tu misma y elige con quién quieres estar y compartir tu vida.

Recuerda que tú eres la que manda en tu vida, no tus obligaciones, y si realmente tienes que ir a alguna comida por obligación, proponte dar lo mejor de ti y pasarlo bien con todos los que tengas a tu alrededor, rompiendo los esquemas antiguos y dejando paso a las acciones nuevas.

No dejes de último tus compras y empieza a organizar el tiempo que le vas a dedicar a cada necesidad que tienes. Lo que veas que no abarcas, sé humilde y delega en tu pareja o en tu familia. Esa también es una manera de compartir.

Aquellas cosas que has decidido llevarlas a cabo que no se conviertan en una obligación pesada, sino haz de cada una algo divertido y maquíllalo con ilusión.

Sin en algún momento te sientes presionada u obligada, cámbialo, substitúyelo por otra cosa, no es el momento.

Las obligaciones se tienen que convertir en placer, y el placer se tiene que disfrutar en cada momento.

¡Consíguelo tú puedes!

Sigue mi consejo: “SÉ PRÁCTICA Y NO TE ATES A LOS COSTUMBRISMOS, CREA NUEVAS TENDENCIAS RESPETANDO LAS TRADICIONES”.

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.