Cómo ser una mujer fuerte, confiada y más segura de mi misma

Lo más importante de ser mujer no es tener el don de saber hacer muchas cosas a la vez, sino de sentirse una mujer valorada por sí misma, tanto de sus virtudes como de sus debilidades pendientes de cambiar.

A lo largo de la historia las mujeres hemos luchado por nuestros derechos, por nuestros privilegios, por la igualdad entre ambos sexos… Muchas de estas luchas las hemos ganado, otras aún estamos en ellas, sin embargo nos hemos olvidado de lo más importante, amarse a una misma, conocerse y entenderse , solo así seremos comprendidas, seremos mujeres valoradas.

 

La mujer de hoy debe centrarse en amarse a ella misma,
en reconocer todo lo que hace dentro y fuera de la familia
solo así se verá en el espejo como una mujer valorada

 

Ser una mujer inteligente es ser una mujer segura, capaz de hablar de lo que siente hacia su pareja, sus hijos e incluso su jefe, y aprender a pedir lo que necesita.

Como a los hombres, a las mujeres nos gusta sentirnos valoradas por nuestro entorno, nos gusta que nuestra pareja dedique tiempo a nosotras tanto si nos escribe un nota de amor como si nos abraza fuerte entre sus brazos. Nos gusta que nuestros hijos valoren el esfuerzo que hacemos al poder combinar nuestros horarios con los suyos y estar siempre que nos necesitan. No podemos evitarlo, nos gusta que se nos reconozcan nuestros méritos y esfuerzos, sin embargo en muchas ocasiones nunca tenemos este reconocimiento tanto como quisiéramos.

Nos sentimos que no nos valoran como mujer lo suficiente y nos sentimos cansadas de todo lo que llegamos a hacer. Si no nos sentimos valoradas, la rutina, el estrés y las obligaciones que tenemos pesan cada vez más sobre nuestros hombros, hasta tal punto que empezamos a hacer preguntas como: ¿soy feliz com mi pareja? ¿vale la pena tanta dedicación a la casa? ¿por qué deje mi trabajo? ¿por qué tengo que aguantar a la familia de mi marido? ¿tantos años casada y para qué? ¿Para qué tanto sacrificio sin hacer lo que yo quería? ¿era el hombre que yo necesitaba?

“Las mujeres somos libres, valientes, seguras,
aventureras, frágiles, apasionadas,… pero sobre todo
somos incansablemente amorosas, nos gusta
amar a la vida y que la vida nos ame a nosotras”

 

Esto no es nada más que lo que una mujer segura de sí misma tiene que transmitir a todo su entorno, a su pareja, a su familia, a sus amigos y amigas. La necesidad de dar amor, cariño a los demás y sobre todo la necesidad de ser correspondida por los demás. Sin embargo una mujer valorada aún va mucho más allá, sabe que su corazón es más feliz, más fuerte, más seguro…cuanto más amor se dedique a ella misma.

Sí amigas, el poder está en vosotras mismas, vuestra seguridad se encuentra en miraros al espejo cada día y dedicaros una sonrisa. Una simple sonrisa te acompañará todo el día recordándote lo importante que eres para ti misma.

Si no te sientes valorada por tu pareja, te siente una mujer que no se siente escuchada, recuerda los siguientes consejos.

 

 

Consejos para las mujeres que no se sienten escuchadas y no se sienten valoradas

 

1.- Solo tú tienes el control de tu vida

Hazte cargo de tus emociones y tus decisiones. Solo tú tienes el control de tu vida y solo tú puedes saber y elegir el rumbo a seguir.

2.- Delega responsabilidades

Deja de controlar todo lo que pasa a tu alrededor, siente como la seguridad fluye por tus piel, no la bloquees con miedos que solo están en tu mente. Delega responsabilidades y descubre como toda esta carga que llevas en la espalda se desvanece.

3.- Dedicarte tiempo a ti misma

No olvides dedicarte tiempo a ti misma, eres tu mayor prioridad. Si te sientes feliz darás felicidad a todo tu alrededor. Tu corazón necesita tu propio cariño más que el cariño de los demás

4.- Reconoce los valores positivos que te componen

Recuerda los valores que toda mujer tiene dentro de sí: valentía, seguridad, organización, fragilidad, grandeza, maternidad, creatividad,… y por encima de todo ¡amor!

 

Soy una mujer que confía en sí misma, segura y valorada

 

5.- Exprésate con seguridad

No reprimas tus comentarios, si los transmites con seguridad y templanza siempre serán escuchados. Di siempre lo que necesitas y aprende a pedir lo que tu corazón necesita para sentirte valorada.

6.- No olvides ser feliz

Sé una mujer inteligente, segura y no olvides que tú puedes ser feliz cuando decidas serlo.

Sé que estos consejos no son fáciles de aplicar, estamos tan acostumbradas en haber cogido un rol en nuestra vida desde pequeñas que nos parece imposible poder cambiar muchas cosas que creemos que ya están establecidas en nuestra vida. Si es difícil, pero no imposible, cuando tú creas que estás preparada y empieces a valorarte como mujer, como más te quieras a ti misma, tu vida más amor tendrá y este amor, esta seguridad y autoestima serán la fuerza que necesitas para lograr los cambios en tu vida.

 

El Reto Karina Rando: Cómo ser una mujer valorada por ti misma y por tu pareja.

Uno de los principales motivos por lo que no nos sentimos reconocidas es porque nuestra pareja no valora todo el esfuerzo físico y emocional que realizamos al intentar organizar casa, trabajo e hijos.

El reto de hoy es hacer ver a nuestra pareja lo afortunada que es de tener una mujer que puede con todo, y la única forma de hacerle ver todo nuestro trabajo que hacemos es darle el placer de que durante una semana él lo haga por nosotras. Si has leído bien, tenemos que cambiar papeles con nuestra pareja (dentro de lo posible) para que empezamos a sentirnos como mujeres valoradas. Sigue las instrucciones siguientes:

  • Escribe en un papel todas las tareas familiares que son obligadas para que la casa funcione. Me refiero tanto a tareas de limpieza del hogar como cuidado de los niños.
  • Una vez escritas en el papel divide las tareas en dos columnas, por un lado las que haces tú y por el otro las que hace tu pareja. Se objetiva, recuerda que él también aporta trabajo en estas tareas. Como más objetiva seas más aceptada será tu propuesta final para tu pareja.
  • Cuando lo tengas claro y hayas dedicado tu tiempo en realizar la lista y dividir las tareas tal como las hacéis normalmente, espera que tu pareja llegue a casa y cuando tu creas que es el momento más receptivo le dices la propuesta. QUIERO CAMBIAR NUESTROS PAPELES EN CASA.
  • Durante una semana las listas se intercambiarán. Este reto no tiene que transmitirse como un castigo hacia nuestra pareja, sino al contrario como un juego donde los DOS descubriréis cosas uno del otro que no conocéis. Estamos tan acostumbrados a nuestras rutinas que no vemos el esfuerzo que hace el otro, este reto te ayudará tanto a ti como mujer como a tu pareja a ser comprensivos y a encontrar nuevos equilibrios donde la felicidad empezará a asomar la cabeza en vuestra relación.
  • Recuerda que la obligación y el resentimiento no ayuda nunca a solucionar nada, sin embargo, el juego, el cariño y las risas son las herramientas más eficaces para cambiar cualquier situación.

 

¡SER FELIZ SOLO DEPENDE DE TI!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.