¿Qué es el control mental y cómo lograrlo?


¿Quieres bajar de peso, cambiar de trabajo o tener pareja pero no puedes? ¿Estás cansada de vivir una vida que no te gusta? El control mental te permite conseguir todo aquello que deseas mediante el manejo de tus pensamientos y la visualización, en tan solo 3 pasos. ¿Te cuento cómo?

El control mentar es aprender a ejercitar tu mente para, a través de tus pensamientos cotidianos o intención mental, poder alimentarlos conscientemente y poder reorganizarlos para alcanzar tus objetivos.

Tus acciones provienen de los pensamientos que previamente has tenido. Es decir, tu vida actual está determinada por los pensamientos /acciones que tuviste en el pasado. Aunque te suene extraño, la única culpable de estar viviendo lo que vives, eres tú. Si no te gusta tu trabajo, tus amistades, tu estilo de vida…tú eres la única responsable y no la vida en sí, como la gran mayoría de las personas piensan.

¿Quién ha decidido tener ese trabajo que no te gusta o esa relación que tanto daño te está haciendo?. Sólo tú. Es el momento de que empieces a ser responsable de tu vida y seas consciente de que tu manera de pensar va a determinar el estilo de vida que vas a tener. Por eso te propongo que, mediante unas técnicas, empieces a ejercitar tu cerebro para poder controlar tanto tu mente, como tus pensamientos y conseguir aquello que deseas. Olvídate de aquello que no te gusta, perdona todo lo que has vivido (108 veces hoponopono) y da paso a la nuevo y mejor versión de ti. Toma las rienda de tu vida y aprende a conseguir aquello que deseas mediante el control de tu mente.

Como seguro habrás leído en más de una ocasión la meditación es quizá uno de los primeros pasos para conseguir el control mental. Es fundamentar para aprender a dominar tu cerebro poder controlar tus pensamientos. La sociedad está tan acostumbrada a que sea la cabeza la que vaya indicando las ideas, pensamientos… que nos olvidamos de que somos nosotros quien debemos de ir marcando las pautas a nuestro cerebro de lo que hay que pensar, cómo y dónde. Si no me crees, ¿cuántas veces has intentado meditar, aunque sólo sea 5 minutos, y no te has podido concentrar en la respiración ni tan siquiera 2? Las ideas te invaden y tus pensamientos van saltando de unos a otros sin darte cuenta. Para poder conseguir que tú seas quien va dirigiendo tus pensamientos es fundamental que aprendas a controlarlos.

 

“Para conseguir el control mental es necesario que ejercites tu cerebro.”

 

Seguro que has escuchado en más de una ocasión que los seres humanos sólo usamos entre un 10 y 20% del poder de nuestra mente. Es incuestionable que cuánto más sepas manejar tu cerebro mejor calidad de vida tendrás. Éste es como un músculo y cuánto más lo ejercites mejor rendimiento conseguirás. Pero no pienses que para ejercitar tu mente es necesario realizar procesos difíciles. Aquí te indico varios ejercicios sencillos que puedes poner en práctica todos los días y que harán que tu mente empiece a trabajar:

  • Realiza crucigramas o sudokus ya que obligan a pensar a tu cerebro.
  • Cambia de ruta. Siempre vas al trabajo, al gimnasio o a hacer la compra…por el mismo camino. Prueba a elegir una ruta distinta.
  • Usa la otra mano. Obliga a tu mente a tener que realizar las cosas con tu otra mano, de esta manera tendrás que esforzarte en tareas tan sencillas como peinarte o lavarte los dientes.
  • Busca un nuevo hobby. Así tu cerebro tendrá que aprender a realizar nuevas tareas y se verá obligado a realizar nuevas actividades.
  • Cambie el tipo de libros que sueles leer. ¿Por qué no probar con una novela de ciencia ficción o uno de economía? El caso es hacer trabajar a tu mente con cosas nuevas.

Con esto fáciles ejercicios tu cerebro empezará a despertarse. Hay muchos tipos de ejercicios de control mental. Cada uno tiene sus técnicas pero a la larga todos se basan en el entrenamiento del cerebro para que puedas visualizar y conseguir tus metas y objetivos. Piensa que al realizar estos ejercicios es como si estuvieras llevando a tu mente a un gimnasio.

Dentro de los beneficios que puedes obtener si controlas tu mente está el conseguir todo lo que quieres. Una vez que eres capaz de dominar tus pensamientos, puedes modificar tus acciones y por tanto tu estilo de vida. Eres capaz de controlar tus maneras de actuar. Puedes modificar conductas que te harán que consigas lo que deseas. Aprender a controlar tu mente te ayudará si quiere subir tu autoestima, bajar de peso, cambiar de trabajo, mejorar tu salud, reducir tu estrés, aumentar tu agilidad mental, ganar confianza en ti misma… ¡Te explico cómo.!

Entrena tu mente en 3 pasos: consigue tu objetivo con el control mental


Una de estas técnicas para aprender a tener control mental es entrenar tu mente mediante listas de objetivos. Lo primero que debes de tener claro antes de ejercitar tu mente es saber cuál es el objetivo que quieres. ¿Y si no lo sé? No te preocupes porque la función de realizar estas listas es precisamente para poder descubrir y definir qué meta es la que quieres atraer a tu vida. La idea es que mediante la elaboración de una serie de listas seas capaz de atraer aquello que quieres a tu vida mediante el control de tu mente.

 

• Como crear las listas que te llevarán al éxito •

Los distintos tipos de listas que tienes que hacer para conseguir controlar tu mente son:

  1. Qué es lo que quieres conseguir. Piensa qué es lo que te motiva, porqué lo quieres. La idea es pensar y reflejar en un listado aquello que te motiva y quieres conseguir. Cuál es tu objetivo. ¿Quieres usar tu control mental para adelgazar, cambiar de trabajo o para atraer a alguien a tu vida? Párate a pensar qué es lo que deseas y descríbelo en una lista.
  2. Cómo lo quieres. Piensa y reflejar los pequeños detalles, cuándo tiene que llegar tu objetivo a tu vida. Por ejemplo, si tu meta está relacionada con el ámbito laboral y es que estás buscando un nuevo trabajo debes de detallar en esta lista si tu nuevo empleo está cerca o lejos de tu casa, si quieres trasladarte a otra ciudad o país, cuáles serán tus responsabilidades, el salario que vas a tener…la idea es detallar con todo lujo de detalles tu trabajo deseado. Si por el contrario tu objetivo es encontrar pareja en esta lista deberías de incluir cómo sería esa persona, la relación que tendrías con ella, el tipo de familia que tiene que tener… siempre buscando, como te he dicho antes, reflejar y tener claro todos los detalles de tu objetivo o meta.

 

“No es pensar en el cómo va a llegar a tu vida sino cómo lo quieres realmente. Qué quieres que haya en esa situación, qué quieres vivir.”

 

  1. Describe los sentimientos que tendrás cuando aquello que deseas llegue a tu vida. Esta es la lista más importante ya que será la base de tu control mental. Imagínate cómo te sentirás cuando tu meta llegue a tu vida, cierra los ojos y visualízalo. Reproduce qué emociones tendrás cuando aquello que deseas llegue a tu vida, la idea es que lo sientas como si ya lo estuvieras viviendo. Haz una lista de los sentimientos que vas a tener, las posibilidades que puedes conseguir con ese objetivo, la calidad de vida…Haz como mínimo 5 o 6 puntos de cómo te vas a sentir de cuando ya forme parte de tu día a día.

 

• Aprende a visualizar lo que quieres y sentir que ya está en tu vida •

Enhorabuena, estás más cerca de poder controlar tu mente para conseguir aquello que quieres. Una vez que ya tienes hechas las 3 listas es necesario que generes el espacio que necesitarás para que tu objetivo llegue a tu vida realmente. Con esto me refiero a que por ejemplo, si tu meta es obtener un determinado trabajo tendrás que estudiar una carrera o curso específico para conseguir dicho empleo, o si por ejemplo quieres utilizar tu control mental para bajar peso, deberás de aprender a saber cuál es la manera correcta de comer. Hazte a la idea de que tu objetivo va a llegar, prepárate y entrenarte para que éste llegue a tu vida.

Para seguir entrenándote en el control de tu mente debes de aprender a visualizar la meta. En este punto ya debes de tener claro cuál es tu objetivo, porque previamente has tenido que hacer todo el trabajo de la creación de las listas y habrás creado un espacio, como anteriormente te he dicho.

 

“Empieza a vivir aquello que deseas como si ya fuera parte de tu vida.”

 

Debes sentir que tu meta se está acercando cada día un poco más. Para esto es fundamental que empieces a dedicar espacios a visualizar tu meta u objetivo. Todo consiste en jugar con tu cerebro, de tal manera que vas a imaginarte que aquello que deseas ya está en tu vida. Existen técnicas y ejercicios de visualización mental que te ayudarán a agilizar este proceso. Haz memoria y busca momentos anteriores de tu vida en los que ya te hayas sentido así. Por ejemplo, si quieres sentirte más segura evoca momentos donde te sentías con confianza, si quieres sentirte más plena recuerda esas situaciones en las que te encontrabas feliz y sentías que estabas disfrutando mucho de la vida. Así consigues educar a tu cerebro, es una manera de empezar a controlar tu mente, le estás enseñando que esas situaciones ya han ocurrido antes en tu vida y que de nuevo están a punto de sucederse otra vez. La visualización sirve para todos los aspectos de la vida. Por ejemplo, si lo que anhelas es una pareja, visualiza aquellos momentos en los que te has sentido querida por otra persona, enseñando así a tu cerebro de que eso es lo que quieres y es lo que vas a obtener.

 

“Visualizar es muy importante, se utiliza la imaginación para crear una realidad, siempre tienes que sentir las cosas como si ya las estuvieras viviendo.”

 

Consiste en ser capaz de trasladarte al momento en el que esa determinada situación llegue a tu vida, siéntela como si la estuvieras viviendo en directo. Experimenta lo que esa nueva situación te va a atraer a tu vida.

En muchos estudios científicos dicen que no es necesario vivir las experiencias, sino que simplemente basta con transmitir la emoción, enfocando la atención de tu mente a tu objetivo. De esta manera, estás demostrando al cerebro de que eso sí es posible que llegue a tu vida.

Muchas veces cuando tienes un sueño te resulta difícil saber si lo que has vivido ha sido de verdad o no. Una vez que adquieras el hábito de día tras día visualizar aquello que deseas, tu cerebro no sabe si eso ha pasado de verdad o realmente ha sido producto de tu imaginación.

Concretamente hay un estudio científico que lo demostró en deportistas. Éstos se imaginaban que estaban haciendo un determinado deporte hasta el punto de sentir el sudor, la pesadez de los músculos, el cansancio…se trasladaban tanto a esa situación que demostraron que su actividad física era similar a la de una persona que realmente estaba haciendo ese deporte. Confía en tus sentimientos, confía en tus emociones y visualiza. Esta tiene que ser constante, todos los días y varias veces. Así aprenderás a educar a tu cerebro consiguiendo cada vez un mayor control de tu mente.

 

• Consigue lo que quieres: saca las excusas de tu mente •

Como ya sabes, lo más importante cuando visualizas un objetivo y trabajas para conseguirlo mediante la visualización, es generar la sensación de que eso ha llegado y crear el espacio que necesitas gracias a las listas. Es importante no tener en tu mente el cómo va a llegar, olvídate de esa parte. No pongas reglas de cómo va a aparecer en tu vida. Tienes que dejar que la situación te sorprenda, ponte en sincronía con aquello que quieres y con toda la organización necesaria para que eso llegue a tu vida. 

 

“Tu objetivo principal con quitarte de en medio es eliminar tus miedos, no boicotearte a ti misma y eliminar la inseguridad que hay en torno a tu objetivo.”

 

En este paso del proceso para conseguir tus metas a través del control mental, juega un papel importante el que seas positiva. No tienes que dejarte vencer por las dificultades que te puedas encontrar. Aquí te propongo pasos para ser positiva mediante la autoterapia. Lo más importante es crear espacios de silencio o distraerte cuando te entren las dudas. Buscar información para darle la vuelta, al estar más informada y tener más datos sobre tu objetivo te ayudará a mejorar tus visualizaciones y a evitar posibles dudas que te entren en torno a él.

Quitarte de en medio es tan importante como los demás puntos que hemos estado tratando aquí. Sobre todo es fundamental para no contaminar tu objetivo, ni para desilusionarte, ni rendirte antes de tiempo. Empieza con objetivos pequeños y verás los resultados. Éstos te animarán a querer conseguir objetivos más grandes. Para conseguir grandes metas primero debes de ir avanzando poco a poco. Así si quieres aprender a tener control mental para perder peso no puedes empezar a visualizarte con 15 kilos menos, primero visualízate con 2 kilos menos, siente la sensación que es verte más delgada, disfruta de lo bien que te encuentras cuando estás haciendo deporte o comiendo bien porque sabes que te ayudará a perder esos kilos de más.

Reto Karina Rando: Consigue lo que quieras en 7 días mediante el control mental


Control mental

Esta semana te propongo como reto que hagas todos los pasos que te he contado anteriormente y que te pongas un objetivo de 7 días. Claro, preciso y muy necesario en tu vida, pero que no te lleve un gran esfuerzo. Visualízalo durante 6 días. Hazlo de manera constantemente.

Para conseguir tu objetivo mediante el control mental haz lo siguiente: el primer día realiza las listas que te expliqué antes. Focalízate en tu meta, pregúntate por qué quieres ese objetivo, defínelo, describe cómo lo quieres, sus detalles y sobre todo explica cómo te vas a sentir cuando llegue a ti. Después prepara tu casa, da espacio para que llegue aquello que deseas a tu vida. Luego visualízalo con toda tu energía. Ponte una música de relajación, siente las emociones que tendrías y hazlo como mínimo 15 minutos al día. Debes generar espacio tanto físico como temporal. Busca un lugar de tu casa donde te encuentres a gusto y no puedas ser molestada. Sé consciente de que vas a tener que reservar un momento al día para realizar estas visualizaciones. Olvídate de tus tareas cotidianas y bloquea 15 minutos al día para ti.

Es importante que entrenes tu mente a no tener miedo y en quitarte del medio. Como ya sabes, con quitarte de en medio me refiero a no dejarte llevar por las dudas, inseguridades…El cómo llegue a tu vida no es tu responsabilidad, tu único problema es crear ese espacio, creer que tu objetivo va a llegar a tu vida, quererlo y visualizarlo.

¡Ser feliz sólo depende de ti!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.

Share This