Discusiones de pareja por culpa del WhatsApp

Las mujeres vivimos en una sociedad compleja donde muchas veces nos sentimos incomprendidas por nuestra forma de ver la vida. Somos emocionalmente diferentes a nuestras parejas, comprendemos la vida de otra forma, con valores y prioridades completamente diferentes a las que tienen los hombres, nuestras parejas. No es raro que las discusiones de pareja se encuentren a la orden del día, como ocurre con las discusiones de pareja por culpa del WhatsApp.

La nueva aplicación del WhatsApp solo ha hecho que, tanto las formas como el foco de la discusión de pareja, sea diferente a los tradicionales. Donde antes las disputas de pareja se centraban en quién limpia la casa o hace la compra, en la actualidad las discrepancias se basan en saber “¿con quién estás chateando con el móvil?” o “¿por qué has tardado tanto en contestarme el mensaje que te he mandado?”.

Sin embargo, el origen de la discusión sigue siendo el mismo: pensamos diferente y sentimos que nuestras necesidades como mujer no se encuentran satisfechas. Nos sentimos muchas veces controladas por nuestras parejas sintiéndonos con falta de libertad, al igual que nos sentimos también desatendidas porque nuestra pareja pasa mucho tiempo chateando con sus amigos. Estos son dos ejemplos muy frecuentes de discusiones de pareja.

 

¿Por qué se producen discusiones de pareja por culpa del WhatsApp todos los días?

Existen tantos pensamientos como personas hay en el mundo. Cada mujer y hombre es único en su forma de imaginarse su mundo ideal.

Cada uno de nosotros actuamos para conseguir este mundo perfecto que tenemos en nuestra mente y, como cada mente es diferente, nosotros también actuamos de forma diversa. Este es el motivo porque la convivencia entre las personas a lo largo de la historia haya tenido sus dificultades. En una pareja no es diferente, la buena convivencia es el secreto para que una relación perdure.


“El estrés, los celos, la exigencia y el exceso de control de una de las partes, destruye la convivencia y aparecen los conflictos de pareja. Convierten el WhatsApp en un infierno”

 

Todos los días utilizamos el WhatsApp infinidad de veces, algunas de las cuales ni siquiera somos somos conscientes de ello. Esta es la causa de que esta aplicación se haya convertido en una herramienta con una doble finalidad: discutir por ella y, como la utilizamos a todas horas, siempre es el foco de la discusión. No es culpa de la aplicación sino de nuestra dificultad de convivir con nuestra pareja.

 

Discusiones de pareja absurdas y sin sentido por culpa de la nueva aplicación

La exigencia y la rapidez con que queremos las cosas es una de las principales causas que puede originar una discusión absurda con tu pareja. El simple hecho de haber mandado un mensaje y que tu pareja no te lo conteste inmediatamente es una de las causas que provocan mas enfrentamientos y mal humor en una relación. Pensamos que el WhatsApp es un chip que tenemos implantado en el cerebro y que por lo tanto la contestación tiene que ser inmediata, pero ¡sorpresa! No es un chip es solo una aplicación del móvil y no tiene porque condicionar nuestra vida.


“El doble clik ha producido infinidad de discusiones absurdas entre las parejas. Recuerda: si no te contestan enseguida es porque no pueden, no porque no quieran hacerlo”

 

La vida cambia muy deprisa y las formas de discutir con tu pareja también. La humanidad avanza con pasos de gigante gracias a su tecnología y ciencia, sin embargo las personas seguimos discutiendo por las mismas cosas que hace miles de años. Las discusiones de pareja no han cambiado, las nuevas tecnologías solo han hecho que la vía de discusión sea diferente y más rápida.

 

¿Qué culpa tiene el WhatsApp de las discusiones de pareja?

Diferentes artículos muestran la aplicación WhatsApp como la responsable de la ruptura de 28 millones de parejas. Pero ¿realmente es culpa de la aplicación o simplemente hace que la ruptura sea más rápida? Las discusiones de pareja ya existían antes de los teléfonos móviles, los e-mails y las cartas postales. El verdadero causante de las rupturas o problemas que surgen no es el móvil, sino carencias mucho más importantes que tenemos cada persona en nuestro interior. Las nuevas tecnologías solo hacen que esta carencia se manifieste más fuerte y más rápida hacia el exterior.

A continuación explicamos las principales causas de discusión:

  • Chatear excesivamente con los amigos / amigas

Esto provoca que la pareja se siente desplazada y poco atendida, o siente que se le presta más atención a otros que a ella misma.

  • Desconfianza de posibles engaños con terceras personas

Los celos son el principal motivo de ruptura y discusiones contantes en la pareja. El WhatsApp es una de las principales vías donde se fomentan infidelidades con otras personas.

  • Control de lo que estás haciendo

Un excesivo control de tu pareja hace que tengas que dar explicaciones de con quién estás hablando y qué le estás diciendo. La mujer se siente falta de libertad y frustrada de no poder tomar decisiones sin dar explicaciones de su vida.

  • “Cotillear” los mensajes de tu pareja

La falta de información de tu pareja sobre lo que escribe hace muchas veces que leas sus mensajes a escondidas. Recuerda puedes encontrarte sorpresas desagradables. Mensajes fuera de contexto pueden ser fácilmente malinterpretadas.

  • ¿Por qué no me contestas si me lees?

La exigencia y la poca paciencia hace que una herramienta de ocio como el chat se convierta en una obligación muy odiosa.

  • Parar una conversación para contestar al móvil

Es una costumbre habitual y muy perjudicial ya que interrumpe constantemente el diálogo con tu pareja y crea un clima muy desagradable al sentirse la otra parte ignorada y en segundo plano.

  • Facilidad en ser más sincero

Poder decir las cosas a distancia te ayuda a ser mas sincero con tu pareja, lo que a priori puede no gustar y ser el origen de una discusión.

  • Mala interpretación del mensaje

Aunque se utilizan caritas contentas para expresar el tono con el que quieres decir las cosas, en muchas ocasiones no es suficiente y muchos mensajes pueden ser mal interpretados por tu pareja.

  • Adicción a las redes sociales

La obsesión por contestar los chats se puede convertir en algo muy preocupante y distanciar a tu pareja. Disminuye la comunicación y en muchos casos es necesario tratamiento terapéutico.

 

Cómo evitar discusiones de pareja por el WhatsApp

Por todo lo que hemos aprendido desde que nacemos nuestro cerebro procesa las discusiones como una normalidad en nuestra vida. Nos discutimos tanto en el trabajo, con los amigos, con nuestros hijos, y naturalmente con nuestra pareja no podía ser diferente. Toda discusión puede ser evitada.

Muchos post que podrás encontrar en internet que te explican cómo evitar discusiones por el WhatsApp te explicarán formas de aumentar tu privacidad hacia tu pareja, como por ejemplo como aprender a bloquearla, a que no pueda saber nadie cuando te has conectado por última vez, a desactivar el “doble click”, a cambiar la contraseña de tu móvil e incluso te aconsejarán a no olvidarte nunca de él para que tu pareja no lo pueda mirar. Todos estos consejos no son malos, pero no ayudarán a solucionar ninguna discusión, ya que aumentarán que tu pareja tenga más la sensación de celos, engaño y cada vez se sienta más alejada de ti llegando a una ruptura segura.


“Si tu pareja es celosa-compulsiva, tiene un exceso de dominio sobre ti que no puede controlar o no quiere cambiar, ningún consejo te ayudará a solucionar tu relación de pareja”

 

Tendrás que decidir por ti misma si es lo que quieres en tu vida. Pero si tu pareja normalmente no es celosa, no es dominante por naturaleza pero se empieza a sentir desplazado, estos consejos que siguen te ayudarán a no tener más discusiones de pareja por culpa de la aplicación WhatsApp:

  • Escribir mensajes de amor
    El WhatsApp nos permite enviarnos mensajes cariñosos para alegrar el día a tu pareja. Envíale una carita con un beso cada mañana para que sepa que te acuerdas de él.

     

  • Disminuir el uso del móvil
    Las tecnologías nos ayudan a no sentirnos solos cuando no tenemos a nadie con quien hablar, pero no pueden disminuir las conversaciones, los cariños y las risas con nuestra pareja. Cuando estés con tu pareja, disfruta de ella.

     

  • No utilizar el WhatsApp para temas importantes
    Cuando sean cosas urgentes que tengan que ser contestadas con rapidez llamar a tu pareja siempre que sea posible, ya que los mensajes a veces no llegan tan rápido como pensamos o no los escuchamos.

     

  • NO discusiones por chat
    Se creó con la intención de hacer nuestra vida más feliz, no lo olvides. Evita discutir por esta vía, todas las cosas que digas se pueden mal interpretar. Para hablar sobre temas de posible discusión es necesario comunicarlos cara a cara. Si no se puede por la distancia mejor el teléfono o Skype.

     

  • Compartir grupos de amigos
    Siempre que los dos estéis de acuerdo es positivo compartir grupos de amigos para que nadie se siente desplazado y se logre una complicidad. Antes de hacerlo establecer bien las normas para que no te sientas limitada en lo que dirás y como lo expresarás. Se trata de evitar discusiones no de crearlas.

     

  • Utilizar la aplicación para divertirse
    Escribe mensajes divertidos con tu pareja que te hagan reír. Sonreír es la mejor medicina para eliminar el mal humor y los malos entendidos.

     

  • Hablar lo que te molesta
    Para evitar cualquier discusión tiene que haber una buena comunicación con tu pareja. Si hay algo que te molesta háblalo con un tono agradable, sin recriminar nada. Tanto tú como él, buscad soluciones y haced concesiones para un buen entendimiento común.

     

  • Organizar actividades conjuntas
    Crea grupos solo con tu pareja para planificar actividades de fin de semana como si de un grupo de amigos se tratara. El WhatsApp te puede ayudar a tener una comunicación más activa sobre cosas que os gusten a los dos.

El Reto Karina Rando para no tener discusiones con tu pareja y mejorar tu relación.

A todas las mujeres nos molesta que cuando estamos con nuestra pareja él empieza a chatear con sus amigos. Nos sentimos molestas e ignoradas. Empezamos a tener celos de sus amistades porque no nos sentimos atendidas en nuestra relación, y no entendemos por qué disfruta más hablando de fútbol y otra cosa que “no es importante” que con nosotras. Si como mujer te sientes identificada con esta situación te proponemos lo siguiente:

  • Cuando tu pareja esté chateando sin parar con sus amigos observa tu actitud si tú también haces lo mismo cuando estás con él.
  • Apunta en una libreta cada día cuantas veces chateas con tus amigas, pero teniendo en cuenta dos columnas: cuando estás sola y cuando estás con alguien (no hace falta que sea tu pareja, puede ser un familiar, amiga,…)
  • Cuenta las veces que contestas chats cuando estás con otra gente y observa que la respuesta te va a sorprender. Te darás cuenta que tú también interrumpes conversaciones de otras personas para contestar el WhatsApp, es decir, que en cierta manera haces lo mismo que tu pareja, ya sea con él o con otras personas.
  • El reto es estar una semana entera sin contestar ningún chat cuando estés en presencia de alguien. Solo cuando lo hayas conseguido estarás emocionalmente preparada para pedir a tu pareja que haga lo mismo. Le habrás demostrado que es posible y se terminarán las discusiones de pareja ¡TÚ PUEDES!

 

¡SER FELIZ SOLO DEPENDE DE TI!

 

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.