Cómo el dolor emocional se convierte en dolor físico

No todas las mujeres tienen el placer de decir que son felices en su vida, el dolor emocional está presente en muchas de ellas. A lo largo de nuestra vida vivimos muchas situaciones que son muy difíciles de digerir, produciendo así una tristeza infinita en nuestro corazón.

Cada mujer puede transformar este dolor emocional en alegría o aceptación de forma diferente, ya que cada una de nosotras somos diferentes y únicas.

 

Descubre como la técnica del Ho’oponopono te puede ayudar a eliminar tu dolor emocional: EL HO´OPONOPONO Y SU SECRETO: CÓMO PERDONAR TODO LO QUE HE VIVIDO

 

Todas en algún momento hemos experimentado un dolor en el pecho que va aumentando cada vez más y más, la tristeza, la amargura y el enfado crecen dentro de nosotras. Nuestra mente y nuestros sentimientos se encuentran en desarmonía, sin equilibrio, y la sensación de malestar en nuestro corazón va aumentando y aumentando sin que nosotras tengamos fuerza para poder lograr sentirnos mejor. Esta sensación por lo que hemos vivido es lo que yo llamo dolor emocional

 

Toda mujer vive situaciones difíciles de entender, de comprender
produciendo un dolor tan grande en nuestro corazón
que si no se suaviza a tiempo se vuelve en sufrimiento crónico

La pérdida de un hijo, la separación traumática de un divorcio, graves problemas económicos, el maltrato psicológico o físico, accidentes repentinos, son una de las situaciones más difíciles de superar para una mujer. Es en estos momentos donde nuestra debilidad emocional se convierte en dolor y si este persiste en sufrimiento crónico. Las expectativas de nuestra vida van disminuyendo hasta tal punto de sufrir depresión, trastornos emocionales graves y un sentimiento de tristeza permanente.


“Son cada vez más los médicos que afirman que el dolor emocional crónico se traduce sin dudas en un dolor físico muy difícil de sanar”

 

Sufrir una depresión crónica afecta directamente a nuestro estado de salud, a nuestros órganos, huesos y articulaciones. La depresión, el estrés y el vacío interior producen que nuestra energía vital disminuya  a niveles mínimos, afectando nuestro cuerpo físico, ya que todo él se nutre de la alegría, la esperanza, la ilusión para vivir.


Al no tener energía vital suficiente nuestro cuerpo
empieza a desestabilizarse y a deteriorarse.

 

Cuando sentimos que nuestra vida se ha acabado por la vivencia que estamos teniendo, cuando sentimos un dolor profundo en nuestro pecho que no tenemos ni fuerzas para llorar, recuerda que no estás sola, mira a tu alrededor y verás como muchas mujeres luchadoras como tú también sufren, también se sientan solas y como tú tienen ganas de ver la vida diferente.

No olvides que la esperanza siempre reside en nuestros corazones y que nuestra forma de ser está programada para seguir avanzando cueste lo que cueste, ¡solo es decisión tuya!

Hay situaciones tan difíciles de superar que solo sabe el sufrimiento que pueden producir el que las haya vivido, sin embargo recuerda que siempre habrá una mano para levantarte, siempre habrá alguien dispuesto a sonreírte, siempre hay esperanza detrás de la tristeza, y sobretodo siempre ¡te tienes a ti misma!

 

El dolor emocional es más difícil de curar que el dolor físico

Sanar nuestros recuerdos, nuestra mente y nuestro corazón es la tarea más difícil que existe, pero también la más reconfortante y de la que te puedes sentir más orgullosa

No existe meta que no puedas cumplir, ni tampoco situación que no puedas superar, solo tienes que buscar el camino mejor para empezar a andar.

Si experimentas malestares físicos y corporales, sientes desesperación, la vida deja de tener sentido para ti, sientes tristeza, amargura, enfado incontrolable hacia todo lo que te rodea, dolor en el pecho, malestar en la cabeza, vacío en tus emociones, lloro excesivo o falta de él, tienes que poner solución a todo ello de inmediato, son los síntomas del dolor emocional.

Tu cuerpo te está intentando transmitir un mensaje, te está intentando decir que busques soluciones ya que cada vez los síntomas serán más graves y difíciles de revertir.

Vivir situaciones de estrés, depresión, tristeza agua y falta de ganas de vivir durante un período de tiempo prolongado puede producir problemas de corazón, riñón, problemas de circulación y rigidez en el cuerpo. El dolor emocional se convierte en dolor físico crónico.

“Superar el dolor emocional es el primer paso hacia una felicidad absoluta de libertad”

El dolor emocional y el dolor físico siempre se encuentran en el camino. Muchos médicos saben que su función es tratar dolores físicos, sin embargo en todos sus pacientes siempre observan síntomas como dolor en el pecho, desesperación, tristeza, dolor en la zona baja del esternón, síntomas que aparecen como consecuencia del dolor emocional y para ellos difícil de tratar.

Si has vivido una experiencia traumática y no puedes superarla recordándola cada día más y más, estás padeciendo un dolor emocional crónico. Lee estos consejos te pueden ayudar:

 

¿Cómo superar el Dolor Emocional?

  1. Acepta tu dolor y no intentes esconderlo de ti misma, ni tampoco de las personas que te rodean. Solo expresando tus emociones conseguirás superarlo.
  2. No reprimas el lloro, ya que te ayudará a reducir el estrés aclarando tu mente y sanando tu corazón. Llora tanto como necesites.
  3. Observa cómo te sientes e indaga en tus emociones más profundas. Encuentra la respuesta de por qué te cuesta tanto superar esta situación.
  4. Los recuerdos son importantes, pero recordad para sufrir no es el camino. Todo pensamiento tiene que ser positivo hacia tu cambio. Si tienes la necesidad de recordar el pasado para entender limita el tiempo diario en hacerlo.
  5. Cuando perdemos las ganas de vivir no tenemos ganas de realizar nada, solo recordamos nuestras tristezas y desgracias. Tienes que realizar el esfuerzo de buscar nuevos pasatiempos, ya sea haciendo ejercicio o nuevas actividades. Te aconsejo ejercicio para relajarte, yoga, cocina,…
  6. Dedica parte de tu tiempo a compartir con gente que tenga tu mismo problema, pero no para alimentar tu tristeza, sino para compartir los avances para sentirse mejor. El voluntariado también puede ayudarte a sentirte útil para la sociedad y de esta forma fomentar tu felicidad.

 

Si tu dolor crónico emocional no disminuye pide ayuda. Siempre hay una mano para levantarte, siempre hay una persona cercana para escucharte. Acude a un terapeuta, su visión te ayudará a superar el dolor de tu corazón.

No olvides que la fuerza del cambio se hace visible en tus actos, tu puedes

El Reto Karina Rando: Sana tu dolor antes de que sea también físico

El reto de hoy es simple, pero a la vez complejo según la profundidad que quieres o desees llegar:

  • Busca un espacio tranquilo  donde nadie te moleste ni seas interrumpida. El reto de hoy te llevará un tiempo y necesitas tranquilidad y libertad para poder ser tu misma.
  • Coge un cuaderno nuevo donde nunca antes hayas escrito y empieza a escribir tu diario personal de lo que está pasando.
  • Antes de empezar a escribir haz una pequeña meditación intentando tener la mente lo más despejada posible para que el subconsciente pueda hablar sin limitaciones.
  • En el diario personal tienes que escribir la historia de tu vivencia traumática desde su inicio. Explica cómo te sentías antes de la situación y después. Explica las causa y todo lo que te venga a la mente. Fluye y no retengas nada.
  • Escribe todo lo que sientas, todo lo que te gustaría que no hubiera pasado, escribe todo lo que te gustaría que fuera tu futuro.
  • Si tienes ganas de llorar no reprimas ninguna emoción. Escribe en el cuaderno todo lo que piensas y sobretodo todos los culpables que crees que son responsables de tu situación. Recuerda que este cuaderno solo lo leerás tu.
  • Una vez hayas escrito todo lo malo de tu vivencia, escribe el perdón de la situación que has vivido. Perdona la situación y acepta lo que has vivido con el corazón. Esta es la parte más difícil y más necesaria. Escribe cosas positivas y todo lo que has aprendido de lo que has vivido, esto te hará sentir mejor.
  • Después de haber escrito el diario personal y haber repetido este reto como mínimo durante tres días es hora de despedirse de la tristeza. Quema el diario para que todo el dolor allí escrito se transforme en paz y tranquilidad para tu corazón. Esta última parte es simbólica pero muy importante para que nuestra mente entienda que el pasado se ha terminado.
  • Recuerda que tú eres una mujer fuerte y por encima de todo tienes el derecho de volver a ser feliz

 

¡SER FELIZ SOLO DEPENDE DE TI

 

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.