Explicaros en qué consiste ser una familia feliz en la sociedad en la que vivimos, dejando de lado los tópicos convencionales.

Y también hablaremos de cómo conseguir modificar conductas familiares. Vivimos en una sociedad de cambios constantes, pero con unas ideas estáticas y esto se ve reflejado en todo lo que nos rodea. El tópico de familia feliz es algo que nos hace compararnos, tener un estatus de cara a la sociedad. ¿Que es hoy en día una familia? 

Todos como personas o individuos tenemos la necesidad de compartir, de estar en compañía con otros, pero cuando esto se pasa al entorno familiar, muchas veces crea conflicto porque pertenecer al mismo núcleo familiar no quiere decir que se tenga que estar de acuerdo en todo lo que se haga en él, pero sí respetar las decisiones de cada uno.

Mucha gente considera que ese respeto es seguir su decisión o imponer sus normas y esto no es así. Realmente es importante mantener una jerarquía: padre, madre e hijos, y mantener un respeto a todos ellos. Si tus hijos te ven chillar o hablar mal a tus padres… ¿Qué les estás enseñando?

Te invito a que hagas una reflexión de tu núcleo familiar y que empieces a cambiar primero tu actitud. No te sientes mal si los demás no aprueban o festejan tus decisiones, porque estas son tuyas. Tú vives tu vida desde un ángulo y cada uno vive la suya desde su propio ángulo y desde sus experiencias. No tenemos que ser todos iguales.

Comparte aquello que realmente sientas necesario. Muchas veces buscamos el soporte familiar y nos encontramos algo que no nos gusta. Dialoga y saca tus propias conclusiones. También nos hemos acostumbrado a pedir ayuda por todo, a ser muy dependientes y necesitar la aprobación de toda la familia para tomar decisiones. Eso no está mal pero sé consciente de que, si pides ayuda a la familia, también estás dando el derecho a que se metan en tu vida.

Respeta tu tiempo y el tiempo de los demás. Vivimos en una sociedad que los abuelos están muy activos, cuidan a nuestros hijos, nos ayudan con nuestros horarios laborales. Reconoce su labor y sé agradecido con lo que hacen porque ayudándote con tus hijos también te están mimando.

Rompe los esquemas de idealismo y de lo que esperas de los demás. Aprende a ver la realidad de tu entorno y a disfrutar de cada uno como es. No intentes exigir y cambiar a los demás, porque de esa manera no estás viendo a la persona que tienes delante, sino a la que tú quieres crear. Aunque pertenezcas a un conjunto familiar, recuerda que cada uno de ellos tiene su propia personalidad.

Da lo mejor de ti, lo que puedas y cuando puedas, y eso te enseñará a vivir sin presión y a ser consciente de quien eres en realidad.

Hay muchas clases de familias, no solo tienes que limitarte a las personas de tu sangre, de tus genes, sino también a veces personas que van formando parte de tu día a día.

Ábrete al sentimiento y al respeto para poder crear una familia feliz.

Romper esquemas no es defraudar, sino ser consciente de tu realidad.

Crea tu familia, respeta de donde vienes y en ti está la responsabilidad de crear tu propio hogar.

Desde Karina Rando, podemos ayudarte a solucionar los problemas de tu familia y darte fuerzas para ser tú mismo con ayuda de nuestras terapias integradoras.

 

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.