El origen del Hooponopono: el significado del perdón

¿Alguna vez has oído hablar del Hooponopono? Para todas aquellas que escucháis esta palabra por primera vez, vamos a empezar contándoos de dónde viene esto.

Hooponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto” y proviene, nada más y nada menos, de la antigua cultura hawaiana quienes lo utilizaban como método de solución de problemas.

Todo comenzó con un terapeuta en Hawaii (Dr. Ihaleakala Hew Len) quien curó un pabellón completo de pacientes criminales insanos sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba la ficha del recluso y luego miraba dentro de sí mismo para ver cómo él había creado la enfermedad de esa persona y cómo podía curarla. En la medida en que él mejoraba dentro de sí, el paciente en su celda también mejoraba.

La primera vez que escuchas esto, puedes pensar que es imposible, pero la realidad es que sí lo es. El Dr. Hew Len utilizaba la técnica del Ho´oponopono.

 

experimentar-Hooponopono


Cómo experimentar la verdadera tranquilidad: meditación Hooponopono

Explicándolo fácilmente, el Ho´oponopono es como la tecla de borrar de nuestro ordenador. Es una técnica de limpieza de problemas que pone el foco en nuestra propia mente como generadora de las circunstancias que nos toca vivir. El Ho´oponopono nos ayuda a transformarlas en circunstancias positivas, eliminando todo lo malo que nos hace daño.

Lo que hace es dotarnos de libertad. Nos aleja de todo eso que nos da rabia, que nos pone nerviosos o que nos da sensación de limitarnos y no dejarnos ser feliz.

 

¿Tienes tu autoestima al 100%? Puedes consultar tu estado en el siguiente test: TEST DE AUTOESTIMA: ¿CÓMO ESTÁ TU AUTOESTIMA?

 

Toda nuestra tensión acumulada pasa a ser consciente de que quiere solucionar el problema, de que no quiere vivir más en él, y ese pensamiento le hace atraer a la solución. Estamos sintonizando con la parte positiva del problema.

En definitiva recibimos tranquilidad, paz y armonía en nuestra mente y cuerpo gracias al método de Ho´oponopono

¿Y cómo se consigue esto? A través de la repetición.

Conseguimos relajarnos, estabilizarnos y sentirnos bien al ver que el problema que teníamos se disuelve porque, a través de la repetición, lo que vamos haciendo es crear un sentimiento positivo hacia esa sensación que inicialmente nos generaba negatividad y malestar. En ese proceso de repetición pasamos de ver algo totalmente negativo a positivarlo para liberarnos.

 


Oración y mantra del Hooponopono: importancia de sus palabras

El método del Ho´oponopono tiene tres facetas fundamentales: Reconocimento, Deliberación o Transformación y Solución

El Reconocimiento consiste en tomar conciencia de aquello que queremos transformar. Podemos darnos cuenta de aquello que queremos cambiar tanto de una forma consciente, como también puede ser de forma inconsciente. Hay que pensar en que se está en una determinada situación pero que se desea cambiar o transformar. Hay una frase que representa muy bien esta faceta y que es “Divinidad, limpia en mi todo lo que está bloqueando esta situación que vivo”.

 

hooponopono y su secreto


En la Deliberación/Trasformación lo más importante es el perdón, que se tiene que transmitir a través de la siguiente frase en la que nos arrepentimos de todo, de lo nuestro y de lo de nuestros antepasados:

 

“Padre, madre e hijo, todos en uno. Si yo, mi familia, mis parientes o mis antepasados te hemos ofendido a ti, a tu familia, parientes o antepasados en acciones, hechos o actitudes desde el inicio de la creación de mi alma hasta este momento, nosotros rogamos tu perdón. Permite que esto se limpie, purifique y libere transformando todo bloqueo o energía negativa en pura luz. Así es y así esta hecho”.

 

Este mantra u oración lo que hace es unir todas nuestras partes: padre, madre e hijo y todo nuestro linaje familiar. Por lo que si el bloqueo que tenemos proviene de nuestro ADN, de nuestra familia o antepasados, da igual, porque se disolverá igualmente. No importa su origen, da igual si es de esta vida o de otras.

Por último, la última faceta, es la solución Solución, donde la frase que nos va a ayudar a cerrar el círculo del Ho´oponopono no es otra que “Lo siento, te perdono, me perdono, te amo, gracias”.

Si profundizamos en esta última oración, podemos desgranarla de la siguiente forma:

    • “Lo siento”, que significa tomo conciencia de aquello que ha pasado en tu vida y lo haces al 100%.
    • “Te perdono” o “Te perdono y me perdono”: Siendo conscientes en todo momento de la necesidad de pedir disculpas por algo que no hemos hecho correctamente tanto en hechos como en creencias.
    • “Te amo”: Es la energía del amor incondicional, la que consigue transformar todo lo negativo en luz.
    • “Gracias”: Da la oportunidad de olvidar el pasado y comenzar de nuevo

 

Cómo pedir perdón y sentirte bien gracias al Ho’oponopo

En nuestra consciencia está que pedir perdón es decir “lo siento, ya está, ya no lo haré más”. O bien perdonamos a alguien algo que ha hecho pero la realidad es que, en muchas ocasiones, ese perdón no es del todo sincero porque nos guardamos el hecho que nos ha dolido y luego lo echamos en cara cuando tenemos oportunidad.

 

hooponopono


El perdonar tiene que ser algo mucho más real. Tiene que llevar consigo un “yo ya me he curado de este mal que alguien me ha hecho y por eso te libero a ti también”. Liberas a la otra persona porque ya has conseguido apagar el dolor que te provocó por lo que ya merece ser perdonada. No se lo vamos a recordar más, ha pasado al olvido.

Como veis, el perdón como tal es algo mucho más profundo y tiene que tener siempre doble dirección: perdonamos a los demás pero, es igual o casi más importante, también nos perdonarnos a nosotros mismos.

 

Si no hay perdón, no hay aceptación.
Si no hay perdón, no hay solución.

 

Entonces, cuando decimos en nuestro mantra que “nos perdonamos” quiere decir que encontramos una solución en nosotros mismos que ya no nos produce dolor emocional, que se ha pasado página de esa situación.

 

Ser una mujer feliz: Hooponopono durante 21 días

Cuando el problema que tenemos que solucionar o la situación que nos está bloqueando es bastante fuerte, el proceso de Hooponopono tiene que durar aproximadamente 21 días. Esto se debe a la repetición.

Se necesita un determinado número de repeticiones y constancia para conseguir que llegue dentro de nosotros mismos el mensaje que queremos trnasmitirnos, a lo más profundo de nosotros y de nuestra herida, y lo asimilemos correctamente. Cada día que pasa, curamos una parte de nuestra herida, de nuestro bloqueo.

Esto es semejante a cuando nos hacemos una herida y empieza a cicatrizar. No se cicatriza todo de golpe, sino que se va curando poco a poco. No vale con echar un día el cicatrizante, hay que echarlo durante varios días. Sobre todo si la herida es profunda porque tiene que ir curando desde la profundidad hasta la superficie.

Con las emociones pasa lo mismo. Si curamos algo doloroso rápidamente y de forma puntual, se cura, pero al cierto tiempo acabará reapareciendo y volviéndonos a dañar. Si lo curamos al 100%, la emoción negativa desaparecerá para siempre.

Un proceso completo de Hooponopono dura 21 días, en el que trabajamos tanto el consciente como el subconsciente, así como también trabajamos una parte más espiritual que también tenemos y que debemos tener en cuenta.

Pero no es necesario hacer siempre los 21 días de proceso, también se puede hacer Hooponopono para cosas puntuales. Por ejemplo: Hemos tenido un conflicto con alguien, un momento de tensión. Es muy posible que sientas la necesidad de equilibrarte, de estabilizarte y de evitar que ese problema se haga más grande en nuestras vidas. Esto también lo podemos conseguir con el Hooponopono, cogiendo esa situación y trabajándola tres veces, que pueden ser en un mismo día o a lo largo de varios días.

 

El Reto Karina Rando: para ser una mujer libre del pasado

El reto es que empieces a trabajar el Ho’oponopono de forma puntual.

Si tenéis un conflicto, una situación incómoda con vuestra pareja, con vuestra madre, hijo,… con cualquiera, lo que tenéis que hacer es intentar sacar un momento en vuestro día para parar, estar tranquilos y, cuando lo estéis, tenéis que intentar visualizar a esa persona, como si la tuvieras enfrente para hablar con ella, una frente a la otra. Si lo preferís, también podéis escribir su nombre en un papel y agarrarlo fuertemente con la mano.

Y, en ese momento, empezar a repetir el mantra:


“Lo siento, te perdono, me perdono, te amo, gracias”. Esta repetición tendréis que hacerla hasta 108 veces, que es lo que consideramos un ciclo del mantra de liberación del Hooponopono.


Nada más terminar, hacéis unas respiraciones, soltáis el papel que teníais en la mano y cambiáis el foco del ejercicio. Ahora tendréis que centraros en vosotras mismas, en lo que tenéis, en lo que sois y, sobre todo, en cómo queréis solucionar la situación de conflicto que habéis vivido.

Como recomendación, podéis utilizar el MALA (Rosario Tibetano), para llevar la cuenta de la oración o mantra que estáis realizando y que os ayudará a llevar la cuenta de las 108 repeticiones siguiendo las bolas que lo componen.

¿Empezamos?

 

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.