¿Crees que tu hijo repetirá todo lo que tu hagas?

Una madre en la consulta me explicaba que su hijo chillaba mucho, que todo lo hablaba chillando y exigiendo, que quería explicarle las cosas pero que su hijo no escuchaba. Yo le pregunté: “¿Tú chillas?” Su primera reflexión fue no. Le pedí que durante una semana se observara a si misma, si realmente no chillaba, de qué forma se dirigía a los demás,… y a la semana siguiente cuando se sentó en la consulta me dijo: “me he dado cuenta de que cuando estoy con toda mi familia, hermanos, primos,… me noto muy tensa y nerviosa y levanto la voz para hablar con uno y hablar con otro, realmente sí que chillo y me da mucha impotencia que los que están a mi alrededor no me escuchen”. Yo la observaba y tan solo por si misma había descubierto cómo su hijo se sentía.

 

 

¿Qué importante es dar el ejemplo?

Todo lo que tú hagas lo hará tu hijo, así como tú te expreses él se expresará. No solo enseñas diciéndole lo que tiene que hacer, él aprende de como tú reaccionas, de como tú le hablas a tus padres, de como le hablas a tu pareja o a los vecinos, todo lo que tú hagas le afectará de alguna manera.

Te recomiendo que también le enseñes a tu hijo que eres persona y que no lo haces todo bien, pero que te puedes esforzar para comprender, para cambiar, para luchar y ser diferente, nunca le digas a tu hijo ¡yo si puedo hacerlo, pero tu no!, porque esto no será comprendido. Si quieres educar comienza por tí, si quieres enseñar hay que aprender todos juntos.
 


 
No te olvides de que los niños necesitan contención, permitirles hacer sólo lo que ellos quieren es alimentar su egoísmo, también tiene que aprender a que los demás tienen su espacio. Tu compartes sus juegos, crea momentos para que ellos sepan también compartir sus espacios, que respeten tu momento de lectura o tan solo una charla entre los padres, esos pequeños momentos le enseñarán a ser más tolerante y a darse cuenta que los padres también tienen necesidades.

El amor de padre nos ciega en rellenar y cumplir todas sus expectativas, recuerda que también tu necesitas tu espacio, necesitas tu intimidad, eso también es dar ejemplo, le estás enseñando a que no solo tenemos que preocuparnos por los demás sino también a valorarse uno mismo. Te aconsejo de que crees espacios compartidos y también momentos de individualismo para practicar la tolerancia, motiva a tu hijo a que viva en un mundo de respeto hacia si mismo y hacia los demás.

Recuerda que el repetirá cada uno de tus movimientos, disfruta de CRECER JUNTOS.

¡SER FELIZ DEPENDE DE TI!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.