¿Cómo es la mujer de hoy?

Pues la mujer de hoy no es una mujer, sino una SUPER MUJER que ha avanzado mucho a nivel laboral y que sostiene, en muchas ocasiones, la economía de su casa.

Pero muchas de nosotras, por el instinto protector que tenemos y por un pequeño afán de controlar todo el entorno, no solo tenemos una jornada laboral intensa, sino que nos ocupamos de la casa, de las compras, de los niños, de las actividades extraescolares y, muchas veces, también de los abuelos, de los hermanos y de aquella amiga que todavía tiene algún problema. Todo para una sola persona.

Hacemos muchas bromas con nuestra capacidad pero, por no dejar a nadie fuera, vamos sobrecargándonos hasta el límite de empezar a olvidarnos de nosotras mismas, de dejar de mirarnos en el espejo y corriendo todo el día por las necesidades de todo el mundo menos de las propias.

Gracias al mundo moderno, poco a poco esto va cambiando. Nos educan para ser madres, nos educan para llevar una casa.

Por otro lado, en el mundo laboral muchas veces hay que luchar más que los demás para demostrar que podemos y todo esto va saturando, va creando el estrés y el olvido de una misma. No tienes tiempo para arreglarte, y cada día te ves más vieja.

¡Hay que poner fin a esto! ¿Cómo?

Aquí te dejamos algunos consejos para un mayor bienestar de la SUPER MUJER DE HOY:

Consejo 1: Empieza a organizarte.

Crea un espacio para cada cosa, siendo consciente de que eres una sola persona, de tu tiempo, del espacio de los demás y de tu propio espacio.

Consejo 2: Comienza a delegar.

No pedimos favores para no molestar a los demás pero, por ejemplo, a muchos abuelos les encantaría un día o dos a la semana ir a buscar a sus nietos al colegio. A ellos los mantiene activos y la comunicación entre los niños y los abuelos fluye mejor con esos pequeños momentos, además así tú también puedes crear un tiempo y un espacio para ti.

Consejo 3: Reparte u organiza los trabajos del hogar.

Involucra a cada uno de los miembros de la familia en su justa medida. Todos tenemos que colaborar en casa.

Consejo 4: Dedica tiempo a ti.

Durante una vez a la semana dedícate a realizarte un baño con sales, con espuma, tomándote tu tiempo sin estar pendiente de nada, intentando crear un ambiente de relajación.

Consejo 5: Relajación.

Antes de irte a dormir, realiza unas pequeñas respiraciones profundas e intenta que tu pensamiento vaya desconectando del día a día. Puedes tumbarte en la cama, respirando de una manera agradable, prestando atención a cada parte de tu cuerpo. Ponte unos minutos una música de relajación antes de descansar y céntrate en su sonido. Los primeros días no lo conseguirás, pero poco a poco verás com te irás relajando. Si eres más de mañana intenta comenzar el día, respirando, estirando tu cuerpo, haciendo algunos ejercicios de yoga o bien siéntante en una postura cómoda y escucha cinco minutos de música relajante.

Estos son nuestros consejos. Esperamos que te sirvan de ayuda. De todas formas, si todos estos consejos no son suficientes para ayudarte a luchar contra el día a día y a relajarte.

Te recomendamos dos terapias que, sin duda, lograrán ayudarte:

 

1. Medición y análisis del nivel de estrés proporcional al nivel energético del cuerpo.

Puedes consultar información aquí.

2. Reducción del estrés a través de un masaje de cuencos tibetanos (masaje del sonido y corporal).

Puedes consultar información aquí.

¡Mucho ánimo con la dura tarea de ser una SUPER MUJER DE HOY!

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.