¿Qué factores influyen en tu nivel de autoestima?


Tu nivel de autoestima va a definir la actitud con la que te enfrentes a la vida. Es importante que averiguas cómo eres de una manera objetiva para trabajar en aquello que te hace falta mejorar. ¿Quieres saber cómo la tecnología te ayuda a descubrir tu nivel de autoestima?Pues sigue leyendo.

La autoestima es el valor que te das a ti misma. Y sí, por desgracia normalmente te sueles valorar menos de lo que vales. Existen varios factores que van a influir en tus niveles de autoestima. 

  1. El cuerpo y tu estado físico: es innegable que existe una relación muy estrecha entre tu cuerpo y tu autoestima. Las mujeres con sobrepeso tienden a tener unos niveles de autoestima mucha más bajos que las que se encuentras a gusto con ellas mismas.
  2. La alimentación es otro factor también muy relevante y quizá no se le da toda la importancia que se merece. Cuando tienes algún tipo de carencia alimentaria tanto tu cuerpo como tú lo nota. ¿No has sentido cómo cambia tu humor cuando tienes alguna falta de vitaminas? Tan importante es cuidarse por fuera como a nivel interno. Si no te encuentras con energía tu autoestima lo va a notar.
  3. La parte emocional es fundamental también. Es necesario saber con exactitud quién eres, qué necesitas, qué quieres…Es difícil dirigirte a un sitio sino sabes hacia dónde quieres llegar. ¿Cómo te sientes cuando estás perdida? Sí, muy baja de ánimos. Es verdad que el tipo de vida que llevas te impide pararte con frecuencia y pensar en ti. Pero es necesario que hagas esto para conocerte mejor y tener más claro hacia donde quieres ir.
  4. El entorno quizá es una de los factores más influyentes. Éste te condiciona más de lo que te puedes imaginar; con quien te relacionas, con quien vives, con quien trabajas, con quien estudias… No es lo mismo rodearte de gente alegre que triste, vivir en mitad de la naturaleza que en el centro de una gran ciudad llena de ruidos y gente. Todos estos factores van a influenciar de manera directa tu autoestima.

Haz un “ME GUSTA” y únete a la comunidad Karina Rando. Cada semana te enviaré consejos, artículos y retos para que te sientas mejor contigo misma y tengas una vida mejor.

 

Por lo tanto, a grandes rasgos son tres los factores que van a condicionar los niveles de tu autoestima. Presta especial atención a tu cuerpo, tus emoción y tu entorno porque, en gran parte, serán los causantes de que te encuentres con ganas de comerte el mundo o con la sensación de que el mundo te come a ti. Empieza a observarlos con atención para saber en qué grado te influye cada uno.

 

 

La tecnología te ayuda a conocerte a ti misma para mejorar tu autoestima


Sí, no es nada nuevo que, cuánto más te conozcas a ti misma mejor será tu autoestima. Saber qué quieres, qué te influye negativa o positivamente, cuáles son tus sueños…va a condicionar la imagen y el valor que te das.

Contrario a lo que mucha gente piensa, la tecnología nos aporta buenas soluciones porque nos ha ayudado a mejorar nuestra calidad de vida. Hace años era impensable medir cosas que ahora mismo estamos hartos de hacerlo. Era imposible comunicarnos como lo haces hoy en día. Sin darte cuenta la tecnología te facilita tu vida en la gran mayoría de los casos.

Ésta también ha ayudado al sector de las terapias alternativas. Gracias a la tecnología no solo se puede conseguir análisis de diverso tipo de una manera más rápida, sino que también los resultados son más precisos y más objetivos. Al tener los terapeutas datos así, podemos acelerar el proceso de equilibrio sobre la persona. Las medidas que son capaces de mostrar las nuevas máquinas, permiten a los profesionales ayudar de una manera más rápida a nuestros pacientes. Conocer los problemas o bloqueos que éstos tienen sin necesidad de tener un gran número de sesiones.

 

Diferencias entre medir el nivel de autoestima con un test tradicional o un sistema biométrico como el nuestro


Son 2 mundos muy distintos, así encontramos que:

Test tradicional: es el que estás acostumbrada a hacer. Es algo que racionalmente haces, lo piensas y buscas dentro de ti las respuestas. Es totalmente subjetivo. Al depender de cómo te encuentres, cómo te sientas…las respuestas no son 100% fiables. Es un test que puede fallar. La respuesta es muy conceptual.

Sistema Biométrico: el cuerpo transmite unas señales físicas, químicas y emocionales directas. Éstas son totalmente objetivas, no están condicionadas por nada, ni nadie. A través de una medición desde la palma de la mano se consigue saber cómo está tu cuerpo físico. Es algo muy actual, te muestra datos objetivos del momento exacto en el que se están realizando las pruebas.

 

Que tecnología utilizamos para medir tu nivel de autoestima


La tecnología es a través de biosensores que captan tu temperatura, tu ritmo cardíaco, la cantidad iones que tienes en el cuerpo y la tensión. Todo esto en unos 30 segundos. Mediante unos gráficos reflejan de manera visual tu estado psicológico, emocional y físico. Este gráfico se traduce en todo tipo de respuestas.

 

“Cada 30 segundos esta máquina va a ir reflejando datos de diversos parámetros de una manera objetiva y eficaz”

 

A través de estos gráficos el paciente puede ver de una manera muy visual qué es lo que le está pasando. Una vez que se identifica el problema es el momento de empezar a trabajar en él.

 

Beneficios de saber tu nivel de autoestima de forma objetiva


Las mediciones con esta tecnología se realizan dos veces principalmente. La primera es antes de comenzar la terapia para averiguar el tipo de problema al que tenemos que enfrentarnos y ponerle solución. Y otra, una vez que se ha terminado la terapia, para verificar que el paciente ya se encuentra bien. Es una manera de comparar el antes y el después y poder analizar la mejoría que ha tenido el paciente. Comprobar que el nivel de autoestima de la paciente es más alto ahora.

El tratamiento de la biometría se focaliza en el momento preciso y real en el que el paciente está viviendo. Al final de la terapia se evalúan los beneficios que el paciente ha tenido. De una manera igualmente gráfica verá los cambios de las sesiones que ha recibido. Hacia donde tiene que seguir dirigiéndose. Una de las mejores cosas que este sistema proporciona son los gráficos a través de los cuales el paciente puede ver claramente cuál es su problema y su evolución.

Gracias a éstos, la gente es capaz de entender sensaciones que tienen pero no sabe muchas veces ni que las tienen. Traduce el estado físico y emocional de las personas que se someten a esta tecnología. Pone palabras y nombres a sensaciones.

 

Varios pacientes me dicen tras verlo “no sabía lo que me estaba pasando, pero ahora lo puedo ver claramente”

 

Ver de una manera muy visual y directa lo que, tanto física como emocionalmente, te está pasando. Y sobre todo de una manera muy objetiva, ya que los resultados no se ven afectados por el estado emocional del paciente en ese momento. Una vez que eres consciente de dónde te encuentras: baja autoestima (haz el test de autoestima para saber cuál es tu nivel), depresión, estrés, ansiedad…es el momento de ponerle solución . Aquí radica la importancia de conocer de una manera objetiva tu estado, ya que te permite saber exactamente cuáles son tus carencias o dificultades.

 

Conoce tu nivel de autoestima en 30 segundos con Karina Rando: nueva forma de hacer terapia


Es innegable que el mundo está cambiando de una manera muy rápida. Nada tiene que ver el estilo de vida que teníamos cuando éramos pequeños al que tenemos ahora, ¿te imaginas vivir ahora sin Internet? Las terapias también están cambiando a la par que lo están haciendo otras disciplinas de la salud. Tienen que adaptarse a las nuevas circunstancias y aprovechar lo que la nueva tecnología le puede aportar. La obtención de resultados más objetivas y de una manera más rápida y eficaz.

Como te he ido explicando a lo largo de este artículo estoy utilizando en mis terapias una tecnología, la biometría, que me ayuda a conocer qué le pasa a mis pacientes de una manera más directa, objetiva y rápida. Permite conocer la psicología de la mujer que acude a mi consulta . Con la biometría, cada 30 segundos recibo un informe con datos tanto físicos como mentales en forma de gráfico. De una manera precisa y relativa al momento presente puedo averiguar todo lo relacionado con la persona que va a comenzar la terapia. Qué de alta está su autoestima, si tiene ansiedad, si es una persona positiva, su mundo más personal, el tipo de relaciones que tiene…

Mis pacientes llaman a este sistema la “máquina de la verdad”, ya que ésta te muestra de una manera visual lo que te está pasando. Hay veces que viene gente a mi consulta que no sabe exactamente qué les ocurre. Sólo saben que se encuentran mal y tienen síntomas de baja autoestima, sufren ansiedad o depresión en la mayoría de los casos. 

Después de hacerse esta prueba y, gracias a los resultados obtenidos, son capaces de ver qué les sucede, cómo se encuentran psicológicamente y cómo se puede solucionar el problema que presentan. Es una manera muy directa de poder darse cuenta de qué es lo que está fallando en ellos.

 

“Gracias a esta tecnología tus ideas se aclaran y puedes tomar decisiones precisas y concretas”

 

Vuelve tu equilibrio a todos los aspectos de tu vida y comienzas a ver la vida de manera positiva. Es como un rayo de luz que encuentras, ya que pone nombre a los síntomas que tienes y puedes luchar contra tus problemas de manera directa.

Es un sistema muy objetivo que no está influenciado, ni condicionado por nada. Todos son datos neutrales que tu cuerpo emite sin que tú los puedas modificar. Es la mejor manera de demostrar al paciente su diagnóstico.

 

• ¿Cómo ha cambiado la terapia?

La nueva tecnología que aplico ha cambiado y ha acelerado la forma de hacer terapia. Ahora los pacientes la sienten y perciben de manera más sólida. Cuando hablamos de las emociones y pensamiento es como muy eterico, es algo que está en tu mente pero que no puedes medirlo, ni organizarlo. Siempre, estos dos conceptos, han sido algo difícil de explicar y más de medir. Ahora a través de la tecnología sí se puede hacer. Ahora lo puedes ver y organizar. El desarrollo tecnológico se ha convertido en una herramienta que proporciona unos valores que marcaran unos aspectos muy precisos. Estos valores me ayudan como profesional a mejorar la autoestima de mis pacientes, así como a descubrir otros problemas que puedan tener.

Desde que uso la biometría en mis terapias, éstas son más rápidas. El paciente no tiene que pasar mucho tiempo para que le solucione su problema. Sino que directamente descubrimos qué le pasa y lo atacamos. Se acorta el número de sesiones ya que averiguamos con más facilidad el problema.

Hay mujeres que acuden a mi consulta con la idea muy clara de lo que tienen y es muy fácil empezar a trabajar con ellas. Pero hay otras ocasiones en las que me enfrento a pacientes que no saben exactamente qué les pasa. Se siente mal y no saben el motivo. En la mayoría de las ocasiones te hablan de ansiedad, estrés, baja autoestima, dificultad a la hora de relacionarse… Gracias a esta nueva tecnología, la máquina nos permite ver, tanto a mí como terapeuta, como al paciente, dónde está el problema o posible conflicto. Una vez que lo identificamos es el momento de empezar a trabajar en él y a construir una autoestima alta.

Ahora eres capaz de ver de una manera clara y precisa como estás, que es lo qué te ha condicionado para estar desequilibrada y qué es lo que te beneficia para estar balanceada. Saber toda esta información te da la seguridad para tomar decisiones en determinadas situaciones. La biometría  te ayudará a poder elegir cuál es la opción correcta.

 

• La persona puede ver cuando termina la terapia

Una de los primeros beneficios que el paciente obtiene es que todo está registrado gráficamente. Visualmente puede ver su evolución. Ahora es el paciente quien puede decidir cuándo es el momento para dejar la terapia ya que está respaldado por los datos que la máquina ofrece. Esta parte es muy importante sobre todo para las personas que son adictivas a las terapias. Estos gráficos juegan un papel muy importante a nivel psicológico.

Es importante señalar que la biometría lo único que te aporta son unos valores que reflejan cómo se encuentra el paciente. Será el terapeuta quien, en las sesiones, te de unas herramientas con las que puedas ir mejorando y encontrándote mejor. Por ejemplo si yo identifica que una mujer que acude a mi consulta tiene la autoestima baja, le daré una serie de pautas para subir la autoestima. Con la medición se comprueba si estas herramientas puestas en práctica están dando los resultados deseados o no, si estamos consiguiendo mejoras en su salud. Una vez la persona ya se encuentra bien, está en equilibrio y sale reflejado en el gráfico, es la propia paciente quien ve claramente el final de la terapia.

 

“Con la biometría la propia paciente puede ver visualmente su evolución”

 

En más de una ocasión he realizado sesiones con cuencos tibetanos para disminuir el estrés de la mujer y aumentar su autoestima. Antes y después de la sesión he utilizado la biometría para comparar los resultados. Al analizar ambos resultados se puede apreciar en los gráficos una gran mejoría.

La gente piensa que tienes que hacer un proceso muy largo para cambiar en algún aspecto. Sobre todo, esta percepción aumenta cuando tienes estrés. El estrés se acumula mucho en la parte física. Se tensionan distintas partes del cuerpo, se producen contracturas… el sonido es herramienta ideal para luchar con este tipo de problemas ya que disuelve las tensiones sutiles que puedes tener. El cuerpo y la mente reaccionan rápido, es acción y reacción. Sin que te des cuenta el sonido entra en tu cuerpo y actúa por sí solo. No necesitas hacer nada, solamente relajarte y dejar que las frecuencias del sonido entren en ti. Antes todo este proceso era algo difícil de demostrar, ahora gracias a la biometría puedes enseñarle a tu paciente la evolución que ha tenido.

Básicamente lo que conseguimos al saber tu nivel de autoestima es averiguar con qué herramientas tenemos que trabajar para que encuentres tu equilibrio y conseguir construir una autoestima alta y mejorar tu salud.

 

“La máquina proporciona los datos y el terapeuta elige los medios necesarios para superar ese problema”

 

Es importante que encuentres el balance entre tu cuerpo y tu mente. Si notas que tienes estrés, elimínalo mediante los cuencos tibetanos, si tienes la autoestima baja sigue estos consejos para mejora la autoestima. A veces te ves inmersa en un estado negativo o de malestar y ni siquiera te das cuenta. ¿Nunca te has preguntado por qué a veces cuesta tanto ser feliz?  Y es que vives en una rueda frenética de la que te resulta muy difícil escapar. Es necesario pararte, aprender a escucharte y descubrir los desequilibros que puedes tener. La biometría te ayuda a averiguar cuáles son.

Las emociones no deben de ser vistas como algo problemático, sino que una vez que has entendido la situación a la que te enfrentas o sabes porque te afecta, automáticamente el cuerpo responde y muestra una reacción. Es en ese preciso momento cuando te das cuenta de qué es lo que te está pasando en el que tu cuerpo reacciona y empiezas a transformar tus emociones.

 

• Beneficios de los equipos biofeedback

  • Los sensores utilizados son muy sensibles a los cambios del cuerpo
  • Ofrecen información al instante relevante de la energía humana
  • Más fácil encontrar terapias y tratamientos personalizados en función de la energía
  • Visualización de la evolución mediante comparaciones de antes y después
  • Identificación de las señales de aumento de estrés energético. Esto permite abordar el problema antes de que hay síntomas físicos

 

 

Reto de Karina Rando: atrévete a ver con tus propios ojos tu nivel de autoestima


Invito a nuestras lectoras a que se pongan a prueba.

Si tienes algo que realmente quieres solucionar, ven a mi consulta, mídete y pon en práctica este sistema.

No es necesario que estés pasando por un mal momento. Incluso muchas veces se utiliza la biometría para organizarse y tomar alguna decisión difícil a la que te tienes que enfrentar. No hay que esperar a tocar fondo para venir a la consulta. Ven a probar esta tecnología que te permite conocer todos tus niveles internos emocionales, físicos y mentales.

Vente a medir y a saber realmente tu estado de autoconfianza para saber hacia dónde continuar

¡Ser feliz sólo depende de ti!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.