La necesidad de tener tiempo para una misma

Muchas de las personas que llegan a nuestra consulta, básicamente tiene un problema de autoestima. ¿Pero de dónde viene esa bajada de autoestima? Pues en cierta parte viene de la rutina. Concebimos la vida de una manera muy horizontal, muy basada en rutinas de las que pocas veces huimos.

Empezamos a interiorizar obligaciones en casa, con la familia, en el trabajo,.. y además nos entra la obsesión de tener a todo el mundo de nuestro alrededor contento.

 

Para saber tu estado de autoestima, puedes consultar el siguiente test: TEST DE AUTOESTIMA: ¿CÓMO ESTÁ TU AUTOESTIMA?

 

Dentro de todas esas obligaciones, que nunca paran de crecer y multiplicarse, aparece un gran problema: Nos empezamos a abandonar a nosotras mismas, a dejarnos siempre en un segundo plano, a la sombra de nuestras obligaciones.

No tengo tiempo para nada

En conclusión, nos quedamos y nos privamos de tiempo para nosotras. ¿Y eso qué genera? Nada bueno… empezamos a sentirnos tristes, vacías, no le vemos el sentido a las cosas, es decir, decimos adiós a nuestra autoestima y valor como personas. El tiempo es la necesidad que tenemos de sentirnos libres.

Empieza a crear rutinas positivas y empezarás a tener tiempo para ti

Dentro de todo ese globo de obligaciones y rutinas en las que nos enfrascamos en nuestro día a día, vemos que no siempre tenemos que asociar las rutinas a algo negativo. ¡Existen las rutinas positivas! Vamos a ver la diferencia:

  • Rutinas negativas: Simplemente, son aquellas costumbres o rutinas que llevan a un mal hábito. Os ponemos un ejemplo que seguro muchas de vosotras vivís en vuestras relaciones de pareja. Una rutina negativa es, por ejemplo, ir por obligación a comer a casa de los padres de tu pareja, cuando esto os está quitando tiempo de estar en pareja. Esto es una rutina negativa, porque se hace por obligación, por compromiso, por sobre cargas muy lejanas a hacer algo porque realmente apetece.
  • Rutinas positivas: Son aquellas costumbres o rutinas que nos ayudan a evitar las situaciones negativas. Por ejemplo, algo tan sencillo como la rutina de apuntar y llevar a los hijos a actividades extraescolares nos ayuda a tener tiempo para nosotras. Es decir, es una rutina llevar a los niños a esa actividad, pero el hecho de que los niños estén ese rato en la actividad, va a generar que tú tengas una o dos horas íntegramente para ti.

Cómo organizarme es la base para una vida sana emocionalmente

Dedicar tiempo a tus proyectos personales te hará sentir más feliz y realizada

Por tanto, este tipo de rutinas nos ayudan a organizar el tiempo que nos dedicamos. En la mayoría de los casos, estas rutinas positivas son, más bien, rutinas personales como irse al gimnasio, sacar tiempo para leer un libro, para irse a dar un paseo… Sacamos tiempo para disfrutar de nosotras.

 

Cómo organizar mi tiempo y sentirme libre de obligaciones

Hay que tener muy clara una cosa: No importa tanto la cantidad de tiempo que tengamos para nosotras sino la calidad del mismo.

¿ómo organizar tu tiempo?

¿Quieres saber qué significa esto? Pues parte de la premisa de que las mujeres, por naturaleza, somos un poco controladoras y a veces nos obsesionamos con tenerlo todo bajo control: queremos ir nosotras a hacer la compra, queremos acompañar nosotros a la niña al médico, queremos ir a recoger a los niños al cole,… lo queremos hacer todo y eso es matemáticamente imposible.

Nuestro tiempo es igual de valioso que el de los demás, y merece que lo sepamos organizar. Si todos ayudamos en las tareas de la casa, todos tendremos más tiempo. Si uno va a buscar a los niños al colegio y el otro acompaña a la niña al médico, todos tendremos más tiempo.

De esta forma, conseguiremos tener, media hora o una hora más de tiempo para nosotros, que no es mucho, pero será una media hora de calidad. Poco tiempo pero bueno.

 

Soy una mujer sin tiempo para mí: ¿Cómo consigo tenerlo?

Para que el tiempo que logramos tener para nosotras mismas sea de calidad, es necesario saber organizarse.

Hoy en día tenemos muchas herramientas que nos ayudan a organizarnos y que podemos aprovechar. Hablamos de los teléfonos, los ordenadores,… mil recursos a través de los cuales podemos generar un elemento básico en nuestro día a día: Un calendario.

Sí, puede parecer una tontería, pero ese calendario nos ayudará a crear hábitos y a cumplir unas rutinas (siempre hablamos de rutinas positivas en este caso) de forma organizada, sin que nos quiten más o menos tiempo del estrictamente necesario para que sea de calidad. Podremos, con esta herramienta, tener nuestra propia planificación semanal, con tiempo para todo y, sobre todo, para nosotras.

Apuntar las cosas, tener ese calendario, nos ayuda a liberar la mente. Si tienes todo en tu cabeza te arriesgas a varias cosas:

1.- A olvidarte de cosas importantes. Es imposible retenerlo todo día tras día.
2.- A agotar a tu cabeza. Retener tanta información nos agota anímica y físicamente.

 

Además, otro beneficio del calendario es que nos ayuda a percibir, de una forma visual, en qué gastamos nuestro tiempo. Ver las cosas siempre facilita el entenderlas. Mucho más que pensarlas o escucharlas.

 

Organizarte no solo depende de ti

Está muy bien que tengamos un calendario y una planificación semanal pero organizarse también pasa por aprender a ceder tu tiempo a los demás.

Esto significa que no solo hay que tener una organización personal, sino que tenemos que tener una organización familiar en la que todo el mundo colabore.

Antiguamente, se tenía la percepción de que “la casa era de la mujer”, es decir, que todo lo que tenía que ver con el hogar (la comida, la plancha, la limpieza,…) era tarea y rutina de la mujer. Ahora ¡no es así! Al contrario, ahora todos tenemos que colaborar en esto. La pareja, los hijos… todos tenemos que poner nuestro granito de arena en casa. Si todos hacemos, todos podremos tener nuestro tiempo personal.

 

Organizarte te ayudará a subir la autoestima

Tener organización es tener una contención. Si no tengo organización, pierdo esa contención, no se por donde voy. Estoy perdida.

El ser humano, dentro de su instinto animal necesita, entre otras cosas, conocer su propio territorio. Los animales, si no conocen el territorio, tienen miedo, no salen de sus cuevas.

¿A qué nos referimos con esto? A que si nosotros conocemos nuestro territorio: las horas del día, las posibilidades que tiene ese día, las cosas que en ese día tienes que hacer y las que te gustaría hacer… Si eres consciente de todo eso, si lo conoces y lo entiendes, estarás cómoda y sabrás lo que se puede hacer y lo que no en un día, conoces el territorio y sus posibilidades y no te da miedo.

 

La autoestima es una parte muy importante del bienestar personal, Karina Rando te propone: 10 CONSEJOS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

 

El Reto Karina Rando: Empieza a tener tiempo para ti

El reto de esta semana es que tengas una cita contigo misma. Que busques un momento dentro de la semana para ti.

Cuando encuentres ese momento, tienes que hacer algo muy fácil: buscar una cosa que te apetezca mucho hacer y que hace mucho que no haces o vives. Puede ser algo muy complejo pero que te apetezca, o algo tan sencillo como irte media hora a un campo a leer un rato tu libro favorito. ¡Lo que quieras! Pero tiene que ser una cita contigo misma, planifícala cuando quieras.

Queremos que puedas decir: “Tengo ese ratito para mí y lo voy a aprovechar”

¡Aprende a disfrutar de tu tiempo!

 

Karina Rando

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.