Ser madre es reafirmar nuestra parte femenina, crear vida dentro de nuestro cuerpo es, sin duda, el momento más mágico en el cual una mujer se puede encontrar.

 

Sentir que la vida late dentro de ti, que crece y cambia nos despierta diferentes facetas: la sufridora, la luchadora, los miedos, la alegría y el disfrutar, un montón de emociones que se manifiestan en cada uno de nuestros sentimientos.

Pero ser madre no es tan solo crear vida, sino educar, sentar las bases para darle forma a ese hijo que tanta ilusión nos hace ver. Ser madre también es acompañar en momentos de alegría, de llantos, de tristezas, de lágrimas…La madre se va formando poco a poco, intentando aprender y enseñar a ese ser que con tanta ternura tiene que educar.

Hoy en día el papel de mujer ha evolucionado mucho y queremos abarcar todos los planos en el mimo tiempo, somos madres a tiempo completo, trabajadoras a tiempo parcial y personas cuando queda un poco de tiempo.

Nos describimos por darles todo aquello que necesitan y asumimos grandes cargas para poder llegar a todas las metas que nos ponemos. Los hijos exigen de manera natural sus derechos y su tiempo, cada generación de forma más inteligente, pero olvidan que detrás de esa luchadora hay una persona, una mujer que necesita todo aquello que también da.

Por ser madre no te abandones como mujer, enséñales a tus hijos el placer de dar y recibir, muéstrales la persona que realmente eres, con tus virtudes, que es lo que te gusta,  que también tú necesitas tiempo para ti, tu espacio, que tienes emociones, que puedes ser muy feliz y que puedes tener algún día de tristeza. Ser madre no significa agotarte y darle a los demás todo cuanto puedas, e incluso más de lo que puedes. Sé una madre demostrando a un ser que hay otro ser que lo ama y lo adora y que también necesita que lo amen y que lo adoren.

Gracias a todas las madres que han dado vida y a todas aquellas otras que son madres sin haber creado, las que dan el aliento e impulsan a sus hijos, los cuidan, los educan y les enseñan sus valores para que ellos den forma a su propia vida.

¡Gracias Madres por sostener, estar y luchar por todo y más!

¡SER FELIZ DEPENDE DE TI!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.