Todas las emociones que que hemos vivido infancia tiene sus consecuencias

 

Las heridas emocionales no es nada más ni nada menos que todas aquellas situaciones que nuestra mente no ha procesado y que nuestro corazón no ha perdonado, consecuencia de baja autoestima.

Las injusticias, la humillación, el rechazo que hemos vivido durante nuestra vida hacen que seamos como somos y por lo tanto determinan gran parte de nuestra personalidad.

 

 

El 90% de nuestras heridas emocionales
tienen su origen en la infancia.
Nuestra conducta, personalidad y temperamento
tiene su principal influencia antes de los 10 años de edad.

 

 

Si estás leyendo este post es porque tienes interés en sentirte mejor en tu vida, en sentirte más feliz. Tienes interés en solucionar conductas de tu carácter que crees que no te llevan a nada, pero lo más importante es que aún no has encontrado la forma de sanar estas heridas emocionales que no te dejan disfrutar.

Es curioso que nuestra infancia tenga tanta importancia en el transcurso de nuestra vida. Sin embargo, aunque nos parezca sorprendente. es así. Muchos de los pacientes que tratamos en el centro con baja autoestima se sienten rechazados o que no encajan en su entorno familiar o laboral, y todos tienen en común haber vivido una infancia con padres autoritarios o dominantes, tienen en común haber vivido situaciones de burla en el colegio, se han sentido engañados con falsas promesas de sus padres y, por lo tanto, en la actualidad les cuesta confiar en la gente.

Todas estas heridas emocionales y carencias que tiene hoy en día hace que se sientan inseguras, insatisfechas e incluso con síntomas de agresividad internas que solo les hace daño a ellas mismas .

 

 

Si tienes miedo al rechazo o abandono,
te sientes humillada por tu pareja, sientes que tu vida
es injusta o tienes exceso de control hacia todo lo que
te rodea, no lo dudes, el origen de tus heridas emocionales
se encuentran en lo que viviste de pequeña.

 

 

Existen muchas técnicas, pasos o procesos terapéuticos que te ayudan a solucionar la inquietud, el miedo, el exceso de control y todas las heridas que nos dejan ser feliz, pero en Karina Rando creemos en el método de las 3 As.

 

El método de las las “3As” para sanar tus heridas Emocionales:

 

 1. Aceptación de que tienes una herida emocional

Acepta que existe y que solo te hace daño a ti misma. Identifica como te sientes desde la objetividad, observando tu vida con humildad y sin justificar tus actos. Solo acepta tu vida tal y como es con sus virtudes y sus debilidades aceptando que existen en tu forma de ser.

 2.  Aceptación del origen de tu herida emocional

Tu herida emocional tiene su origen, con mucha probabilidad, en alguna situación que hayas vivido en la infancia. Date el permiso de enfadarte por lo que viviste en el pasado sabiendo que ahora ya has crecido y eres otra persona.

 

 3.  Aceptación de que puedes cambiar

Transforma tu herida emocional sin juzgarte a ti mismo ni a los demás. Huye de la crítica negativa y empieza a construir unos valores nuevos en los que te sientas cómoda y prospera.

¿Por qué el método de las 3 As para sanar tus heridas emocionales?

Porque con una sola aceptación nunca es suficiente. Si no aceptas con el corazón cada parte que influencia en tu conducta, la amargura y el pesar de tu vida no cambia. Si eres capaz de hacer estas 3 aceptaciones en tu vida podrás sanar heridas emocionales del pasado.

 

Descubre tu PASADO
aprende de tu PRESENTE y
decide tu FUTURO.
Reconoce la herida emocional
encuentra la causa y soluciónala.

 

 

Todas las heridas emocionales se encuentran en el subconsciente, gracias a las meditaciones mindfulness, a las frases positivas, las constelaciones familiares, y a la terapia integradora Karina Rando  podemos desbloquear estas heridas y sanarlas.

Nuestra personalidad, temperamento y carácter tiene una influencia genética y educacional de nuestra infancia, gracias a estas técnicas y al método de las 3AS conseguimos volver a educar nuestros valores y realizar cambios positivos en nuestra vida.

Recuerda que toda herida emocional por pequeña que sea tiene como consecuencia una falta de autoestima e seguridad hacia nosotras mismas. Estas heridas pueden ser el producto de haber vivido cuando éramos pequeñas el divorcio de nuestros padres, una muerte de un familiar muy querido, la humillación de un profesor en el colegio, la perdida de trabajo de tus padres, exceso de normas el exceso de normas que te imponían tus padres haciéndote sentir abandonada e insegura del calor maternal.

 

 

 Pero lo más importante
es que tú puedes cambiar todo esto.

 

 

Todas estas vivencias hacen que nuestra mente le cueste procesarlas produciendo traumas emocionales y como consecuencia actitudes de inseguridad, exceso de control, desconfianza, miedo al rechazo y a ser aceptado por los demás,…

 

 

Reto Karina Rando: Te propongo sanar tus heridas emocionales transformándote en tu propia “Investigadora Privada”

 

El reto que proponemos hoy es fácil y divertido. Nos ayudará a buscar y descubrir aquellas heridas emocionales de nuestra infancia que más escondidas se encuentran:

 

  • Escoge un espacio tranquilo y relajado , puedes poner incienso o alguna vela para ambientar, con música relajante.
  • Haz diez respiraciones profundas con mucha suavidad y despacio, sin prisas, recuerda que es tu momento de ser tu propia investigadora privada de tu pasado.
  • Una vez relajada dale permiso internamente a tu subconsciente de que te muestre los secretos de tu pasado, que te muestre las vivencias mas significativas que han tenido mas importancia en tu vida.
  • Empieza a visualizar situaciones que hayas vivido, pero sin forzar la imaginación. No te preocupes si no visualizas toda la situación, al principio solo serán imágenes sueltas y a veces sin sentido de muy poca duración.
  • Intenta diferencia cuales son las imágenes que te dan bienestar y cuales son las que te producen tristeza, ira o impotencia.
  • Escribe lo que ves con la mente organizadas en dos columnas: las situaciones positivas en la columna de las virtudes y las negativas en la columna de las debilidades.
  • Cuando hayas realizado este ejercicio unas tres veces en diferentes días tendrás un informe completo de quien eres. Podrás empezar a entender porque te comportas de según que forma y cuales son las debilidades que hay que compensar con las fortalezas y virtudes que si que posees.
  • No olvides que se trata de un ejercicio de introspección, de observación del pasado y de investigación. Ahora una vez tienes todas las pruebas, como cualquier buen investigador tienes que saber encajarlas y sacar tus propias conclusiones.
  • Anímate y sobretodo tómatelo como un juego para aprender divirtiéndote. Nunca te juzgues o el reto no habrá tenido sentido.

 

¡SER FELIZ SOLO DEPENDE DE TI!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.