Descubre los principales síntomas y causas de baja autoestima en mujeres

No todo el mundo es consciente de cuáles son los síntomas o causas de una baja autoestima y se confunde con el concepto de que tener autoestima es solo ser positivo y quererse mucho. Tener una educación emocional es básico para nuestra felicidad y para aprender a sentirnos bien con todo lo que hacemos.

Nuestro nivel de autoestima depende directamente de nuestra forma de pensar, de todo lo que aprendimos cuando éramos niños y de todo lo que hemos vivido hasta el momento.

Muchas de las personas que necesitan nuestra ayuda es por problemas de autoestima, y en la mayoría de los casos no son conscientes de ello.

 

¿Quieres aumentar el tu estado de autoestima? Lee ahora el artículo: CÓMO SUBIR LA AUTOESTIMA Y SER UNA MUJER SEGURA y empieza a vivir el cambio.

Síntoma principal de la baja autoestima en la mujer: La falta de confianza

La falta de confianza en una misma es el primer síntoma para saber que tu autoestima necesita un empujón con urgencia.

Cuando vivimos una situación difícil en nuestra vida como la separación de una relación o el despido de un trabajo que tanto esfuerzo habíamos puesto,… nos sentimos frustradas y en este preciso instante es donde llama a nuestra puerta el sentimiento de “la inseguridad”.

Nos empezamos a preguntar cómo hemos llegado a esta situación y  terminamos en muchas ocasiones dándonos la culpa a nosotras mismas. Empezamos a fustigarnos y a castigarnos mentalmente de todo lo que hemos hecho mal y con el tiempo llegamos a la conclusión de que “no servimos para nada”, el miedo se apodera de nuestras decisiones, y sin darnos cuenta nuestra confianza con nosotras mismas se ha extinguido.

Escoger este camino en nuestra vida es “UN GRAN ERROR”.

 

Perder la confianza en una misma es el principio del camino a la infelicidad, superar los momentos difíciles es el camino a sentirse una mujer completa.



La vida no es estática y tenemos que aprender que las cosas tienen un principio y un fin, lo que hemos vivido ayer no tiene porqué volverse a vivir en el mañana. nosotras cambiamos, nuestros valores cambian y por lo tanto nuestros pensamientos también.

Cuando nos sentimos en una situación difícil es nuestro deber poder superarla, poder aprender de la vivencia y por encima de todo crecer como mujeres. Andamos un camino en el que tenemos que aprender muchísimas cosas, pero por encima de todo la vida es hermosa, fascinante e intrigante.

Tener confianza en una misma es fundamental para poder andar por ese camino con plenitud y felicidad. Darte la culpa de tus errores, sentirse insegura no es la solución, aprender de las situaciones difíciles y saber cómo superarlas para no tener que volver a vivirlas es ser una mujer inteligente, vencedora y feliz.

 

 

La depresión una de las consecuencias de una baja autoestima prolongada

Cuando entramos en un espiral de pensamientos negativos donde nos sentimos dentro de un túnel sin retorno, dentro de la inmensa oscuridad de tristeza, cuando nos sentimos sin fuerza para continuar andando, la baja autoestima se convierte en depresión.

La rutina, los problemas en el trabajo, el exceso de estrés, las malas relaciones con tu pareja pueden ser la causa de que una baja autoestima se convierta en una depresión profunda.

 

Cuando nuestras emociones no nos dejan ser feliz, nuestro estado de ánimo afecta a nuestra parte química del cuerpo produciendo desequilibrios hormonales y apareciendo la depresión.

 

No hay que permitir en ningún caso llegar a este extremo, ya que poder salir de una depresión es uno de los caminos más difíciles para poder andar en esta vida. Cuando todo se ve oscuro sin una pizca de luz, es el momento para pedir ayuda a un terapeuta emocional. No lo dudes, si te sientes sin fuerzas necesitas a alguien que te ayude a levantarte, que te guie en el camino y te habrá los ojos para que veas cuanta gente te quiere, pero sobretodo te ayude a volver a quererte tu misma. ¡Tu puedes ser mejor!

 

Descubre si tienes signos de baja autoestima contestando estas 10 preguntas:

 

  • ¿Me valoro a mi misma igual que a los demás?

Tendemos a sobrevalorar las actitudes de las personas que comparten nuestra vida, y las nuestras en muchas ocasiones no las valoramos. Cuantas veces hablamos de lo bien que lo hace nuestro hijo, pareja, amigo,… y no contamos lo bien que me siento yo haciendo alguna actividad. No es vanidad, sino compartir y reconocer lo que siento.

Respuesta NO : Síntoma claro de baja autoestima

 

  • ¿Soy muy exigente conmigo?

Muchas veces nos ponemos metas muy altas y, en vez de motivarnos para llegar a ellas, nos exigimos constantemente. En algunos casos hasta nos imponemos como modo de presión para llegar a la meta, esto es totalmente destructivo para nosotros mismos. Exígete pero con motivación.

Respuesta SI : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Sé reconocer mis errores sin sentirme mal?

Ver lo que hacemos bien o mal es algo que normalmente cuesta en uno mismo, pero abrir nuestra mente para ver nuestra actitud nos da madurez y seguridad. Aprende a observarte para rectificar. Reconocer tus errores no es motivo de sentirse más pequeño que los demás, sino que te ayuda a madurar, a crecer y a cambiar.

Respuesta NO : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Sé aplicar la flexibilidad en mi vida?

Caemos muchas veces en la culpabilidad y el reproche cuando tenemos que cambiar de rumbo en nuestra vida o de actitud. Ser flexible nos ayuda a que nuestra autoestima se refuerce, poder cambiar a tiempo nos dará libertad y nos ayudará a reforzar nuestra seguridad.

Respuesta NO : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Doy prioridad a mis necesidades antes que las de los demás?

Cuantas veces cambiamos nuestros planes por hacer un favor a alguien, y después nos toca correr a nosotros para llegar a nuestras necesidades. Los demás no son más importantes que tú, valórate.

Respuesta NO : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Me gusta mi imagen?

Cuando te miras al espejo observa si te sientes cómoda con lo que ves. Es importante sentirte guapa y agradarnos ante el espejo para reforzar nuestra autoestima. Recuerda que si te sientes guapa los demás te verán espectacular.

Respuesta NO : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Soy cariñosa conmigo misma?

Es muy fácil decir a los demás: “te quiero” o dar abrazos y caricias, pero nosotros también las necesitamos. Practica el quererte a ti misma para sentirte fuerte y no hacerte dependiente del afecto de los demás. Tú también te puedes dar amor, es una sensación única.

Respuesta NO : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Mi felicidad depende de mis hijos?

Si los demás están contentos o brillan a nuestro alrededor, nosotros brillamos, pero esto es tan solo un bastón emocional, tu felicidad no tiene que depender de otros, sino de ti misma. Si tu estás bien, ellos también estarán bien.

Respuesta SI: Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Te sientes valorada por los demás?

La aprobación externa es algo que nos preocupa excesivamente. Agradar o contentar a la pareja, al jefe o a las amistades a veces nos llevan a anular nuestros propios sentimientos. No te engañes para satisfacer a los demás, sé tu misma y valórate por tus propios actos.

Respuesta NO : Síntoma de baja autoestima

 

  • ¿Sientes que todo lo que haces nunca es suficientes?

Cuando no te valoras a ti mismo una de las sensaciones más comunes es sentir que nada es suficiente, nada te llena por completo o siempre te estás exigiendo más para darle a los demás. No eres una heroína, eres una mujer, sé consciente.

Respuesta SI : Síntoma de baja autoestima

 

Contesta todas estas preguntas con humildad y analizando diferentes situaciones de tu vida, analiza tus respuestas y saca conclusiones de tu nivel de autoestima. ¡Averigua si tienes una autoestima baja y decide reforzarla! ¡Tú puedes cambiar tu vida y sentirte más feliz! Si deseas tener más información sobre la autoestima, puedes hacer hacer click aquí

 

Propuesta del reto para detectar síntomas de baja autoestima

  • Te retamos a que aprendas a decir que “NO”.
  • Observa aquellos momentos que te piden favores y analiza primero si realmente puedes hacerlos sin tener que faltar a tus prioridades. Antes de decir que sí, haz un repaso mental de todo aquello que te has propuesto lograr durante el día y que es importante para ti. Analiza si el favor que te piden es compatible con el tiempo que tienes y con tus prioridades y, si es así, hazlo, pero si no es así, tienes que decir “No”.
  • Aprender a decir “No” se trata de valorar tu vida para sentirte mejor con todo lo que haces. No confundas decir que no en hacer solo lo que a ti te apetezca y dejar tus obligaciones, sino de aprender a priorizar tus obligaciones y aquello que te gusta hacer antes que cumplir las necesidades de los demás. Recuerda que si tú te sientes feliz los demás también lo estarán.

 

¡SER FELIZ SOLO DEPENDE DE TI!

 

Karina Rando

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

CERRAR
Share This
karina-rando-karina

¿Te ha gustado este artículo?¿Quieres recibir más artículos como este?

Apúntate y recibe semanalmente un email con mis consejos gratuitos para vivir el cambio que tanto necesitas.

¡Muchas gracias! Para finalizar, sólo tienes que hacer clic en el botón del email que te acabamos de enviar.