¿De quién depende la felicidad?


Muchas veces consideramos que los demás nos aportan la felicidad y las claves para serlo, pero eso no es siempre así.

En la consulta hay pacientes que me cuentan que no se sienten bien porque su marido no le hace caso, su jefe no le aprueba o su hijo no le quiere. La felicidad depende de uno mismo, pero estar tan atentos de lo que los demás nos aportan nos hacen ser dependientes. Aprender las claves para ser feliz nos hará cortar estas dependencias.

Es verdad que las personas que nos rodean nos van a afectar en un mayor o menor grado, pero tan solo depende de ti dejar que su actitud te afecte de una manera u otra.

 

¿Qué hacer para ser feliz en situaciones difíciles?


Una de las claves para ser feliz en situaciones complicadas es enfocarte en las cosas buenas que hay en tu entorno. Sé que es difícil cuando vives momentos realmente malos, pero debes centrarte en las cosas positivas ya que esto te ayudará a estar más contenta.

Hay muchas personas que se encuentran mal y angustiadas en su vida. Se caracterizan por sentir un vacío muy grande y haber perdido el sentido de vivir.

 

“Erróneamente se piensa que la felicidad es un estado constante y absoluto.

 

Nada más lejos de la realidad. Como todo en esta vida, es algo cambiante. Tener una buena inteligencia emocional te hará controlar todos tus sentimientos y te enseñará a aceptar que la felicidad la tienes que encontrar en tu día a día. Cuando aprendas este concepto empezarás a sentirte mejor.

Si notas que no te sientes todo lo plena que deberías, hazte una carta a ti mismas explicándote cómo es tu vida, cómo te sientes, qué tienes que hacer para ser feliz, qué te preocupa…esto hará que seas consciente de la situación en la que estás, de las carencias y necesidades que ahora mismo tienes. Puedes preguntar a personas de confianza cómo te ven ellos, cómo ven la situación en las que vives. Esto puede que sea duro ya que te mostrarán una realidad distinta de la que estás viviendo. Lo importante es que tomes consciencia de tu situación y de lo que tienes que cambiar.

Una señora me explicaba en la consulta que se había tenido que mudar a casa de los padres y hermanos de su marido. Allí ella no estaba a gusto, no se sentía bien porque siempre estaban rodeados de familiares y no tenía espacio para ella. Pero les era imposible mudarse porque su marido tenía trabajo allí y ella no. Esta situación cada vez la agobiaba más y le impedía ser feliz con ella misma.

Lo primero que tienes que hacer cuando estás viviendo momentos que no te gustan es plantearte: ¿qué puedo hacer para ser feliz? Piensa que en la vida todo es transitorio. Céntrate en las cosas que tienes que cambiar y agradece todo aquello que te rodea. Sí, sé que suena difícil, pero como todo requiere de entrenamiento. En el caso que antes comentaba, le aconsejé que agradeciera la acogida tan buena que tuvo por parte de la familia de su marido. También debía centrarse en conseguir trabajo ya que esto le reportaría el espacio que necesitaba y el volverse a su casa.

Una cosa que llevo observando bastante tiempo es el vicio que existe hoy en día en nuestra sociedad de ser incorformistas. Constantemente vamos buscando la felicidad en ese nuevo trabajo que estoy a punto de conseguir, en esa nueva pareja que pronto llegará o en ese nuevo coche o casa que me compraré. Es importante que seas consciente de que NO existe un estado de felicidad absoluta. Tienes que empezar a disfrutar tanto de las grandes como de las pequeñas cosas que tienes en tu día a día. En esto consiste la felicidad. En aprovechar lo que la vida te está brindando ahora y no en lo que vas a tener.

Hay que, ¡ser agradecida con lo que tienes y enfocarte en conseguir tus metas! Es el momento de sentarte y pensar en aquello que te hace ilusión. Que te motiva. Cuando encuentres eso que te haga ilusionarte, encontrarás el sentido a tu vida y empezarás a experimentar qué es la felicidad en ti. Repítete ¡ser feliz no cuesta nada!

 

¿Cómo ser feliz con mi pareja?


Muchas veces el disfrutar de la vida y estar a gusto con ella va ligado a tener una pareja a tu lado. Pero eso no siempre es así. ¿Cuántas veces te has sentido sola estando con tu marido? La clave para ser feliz en pareja es estar a gusto contigo misma primero. Cuanto más alegre, más contenta y segura estés, más momentos buenos podrás regalar a tu pareja y disfrutar con ella.

 

“Piensa: necesito ser feliz conmigo misma para poder ser feliz con mi pareja”

 

Cuando los sentimientos o incluso la felicidad se dejan en manos de otras personas es cuando surgen los problemas. La autoestima baja, crece la inseguridad y la insatisfacción. Esto suele ser más frecuencia cuando se vive en pareja. La familia y la rutina hacen que te olvides de ti misma generándote un vacío muy grande. Es necesario que crees tu espacio dentro de la pareja y la familia para satisfacer las inquietudes que tienes, independientemente de si los demás las aprueban o no. Comienza a ser tu misma y a ser más individual para empezar a sentirte mejor.

No son pocos los casos que me encuentro en mi consulta de mujeres que se sienten mal porque su marido les está engañando con otra persona. Tanto su autoestima como su seguridad están por los suelos y no se encuentran con ánimos ni con fuerzas de dejar a su pareja.

En estos casos, es importante que analices cómo era tu relación antes y después de la infidelidad. Si él ha buscado a otra persona es porque tenía una necesidad, ¿se ha enamorado de ella? ¿es sólo sexual? ¿está cambiando él?… Una vez que analices tu relación antes, durante y después de la infidelidad y tengas las respuestas, es el momento de pensar qué es lo que quieres hacer. Si perdonar y apostar por esa persona que quieres, echarle en cara su infidelidad el resto de su vida o bien pasar página. Cualquiera de las opciones que elijas será buena, siempre que tomes la decisión queriéndote a ti misma. Piensa en lo que vas a ganar y perder en cada situación. No dejes en ningún caso que el odio invada tu vida. Tú vale más que eso. Aprende a quererte y a priorizarte. Pregúntate ¿Cómo será tu vida si continuas de esta manera? Esto te dará fuerzas para elegir la opción que más te convenga.

Y es que el delegar la felicidad en la pareja no es solamente cuestión de mujeres. Hay muchos casos en los que el varón se siente desplazada por su mujer y le reclama más tiempo juntos. Siempre defenderé dentro de la pareja la búsqueda de los propios sentimientos. Debes analizarte y ser sincera contigo misma. Si en más de una relación se repiten patrones, es señal de que hay un problema en ti. Por ejemplo, si con todas tus parejas te has sentido sola es porque ha podido haber falta de comunicación o que tus compañeros eran demasiados egoístas. Cuando sucede esto, suelo aconsejar realizar una constelación familiar porque muchas veces el problema puede venir del propio árbol familiar.

Recuerda que tu pareja es un acompañante de ruta, no es un apoyo. Ninguno debe decidir por el otro. La pareja no tiene que decidir por ti, tú eres un ser independiente. Los dos miembros deben aportar lo mismo a la otra persona y a la relación.

Dentro de este apartado de cómo poder ser feliz en pareja quisiera contarte la historia de una señora que acudió a mi consulta porque no se encontraba a gusto al convivir con las dos hijas de su novio. Tener una pareja con hijos del matrimonio anterior es una situación cada vez más normal. Sin ir más lejos, a mí me sucede eso, estoy separada y actualmente tengo dos hijas y un hijastro. El problema en estas situaciones viene cuando no sabes exactamente dónde está tu sitio, ni qué lugar ocupas.

No tienes que tener miedo de que sus hijos hablen de su madre, ni excluirla cuando estén contigo. Tú no eres su madre, ni nunca ocuparás ese lugar por lo que…¡tranquila!. Créate tu propio espacio sin la obligación de ser “su madre”. Olvídate también de tus celos por ella, tu pareja decidió dejar de vivir con su expareja, ahora eres tú con la que quiere estar, así que no alimentes tus inseguridades con este tema. La clave para ser feliz en este tipo de situaciones es generar un espacio contigo y los niños, los niños con su padre y todos juntos. Así tendréis la oportunidad de iros conociendo y aprendiendo el lugar qué ocupáis cada uno en vuestra nueva familia. No te preocupes en cómo estar feliz siempre, esto vendrá si empiezas a disfrutar más de los momentos buenos que pasáis todos juntos. No le des tanta importancia a esos comentarios o situaciones incómodas que puedan surgir.

 

Claves para ser feliz y compartirla correctamente:


1. Tu felicidad y tu buen humor solo depende de ti, no te dejes contaminar por los demás

Este es el punto más importante que tienes que tener claro en tu vida, tu felicidad depende de ti. Deja de quejarte de lo difícil que es nuestra vida por culpa de los demás y observa todas aquellas situaciones donde tu energía disminuye y tu felicidad se va nublando poco a poco hasta sentirte estresada o nerviosa. Observa estas situaciones y no dejes que los nervios de los demás se vuelvan hacia ti.

2. No te tomes todo lo que te digan de manera personal, quítale importancia o aclara la situación

Las personas decimos y hacemos cosas muchas veces sin pensar en cómo se lo van a tomar los demás, sin tener presente las consecuencias de nuestras palabras. Esta es la principal razón por lo que no te puedes tomar de forma personal todo lo que digan. Recuerda que muchas cosas no están dichas con mala intención y, aunque así fuera, lo importante es tener confianza con una misma. Si algún comentario te ha hecho sentir mal aclara la situación.

3. Ponte una meta diaria de aquellas cosas que te hacen sentir bien, mantenla y contagíala a los demás, reparte alegría.

Ponerse metas es la clave para sentirte bien una vez están cumplidas. Las metas te ayudan a organizarte y a centrar toda tu energía en aquello que quieres. Haz que los demás respeten tus metas aunque no las compartan. Contagia tu entusiasmo y siéntete bien con todo lo que haces. Ponte objetivos concretos y posibles para que tus logros aumenten tu autoestima y seguridad.

4. Ponle humor a las situaciones para romper el hielo

El humor y las risas son las mejores claves para ser feliz. Las risas ayudan a relajar la actitud de las personas y a llenar los ambientes de positividad. Si tienes problemas en algún momento el humor puede ser una solución para lograr que la vida te sea más fácil.

5. Intenta hacer las cosas por ti mismo sin apoyarte en exceso en los demás

Hacer las cosas por uno mismo nos hace sentir auto-suficientes y sentirnos realizados. En muchas ocasiones, apoyarnos en todos los que nos rodea puede ser de utilidad. Sin embargo, cuando logramos algo con nuestro esfuerzo, creatividad o ingenio nuestra mente nos traduce esta victoria como algo más importante para nosotros, aumentando nuestra seguridad, nuestra confianza y nuestras actitudes para ser más felices. Apoyarse en los demás hace que también nuestra felicidad dependa de ellos y de sus favores.

6. Decide arrancar una sonrisa a los demás

Haz que tu felicidad no dependa de los demás. Que tu forma de ser no solo te haga feliz a ti misma sino a la gente que te rodea.  Este último punto es una de las claves más importantes para ser feliz.

 

Propuesta del reto para aplicar las claves para ser feliz


Te reto a que pongas una meta que puedas cumplir durante la semana que viene, una meta sencilla y posible.

  • Nosotros te planteamos que escojas una persona con la que hayas tenido un conflicto. Ya sea tu jefe, tu pareja o tu hijo. Tiene que ser una persona importante para ti y que su felicidad pueda afectar a la tuya.
  • El reto es que la hagas sonreír y que le puedas transmitir la felicidad que tú tienes en tu vida. Observa su reacción y comprueba por ti misma como la sonrisa, el humor y la buena voluntad es la clave para conseguir una felicidad completa. Observa como podemos ser felices sin la necesidad de que los demás lo sean y como tenemos la capacidad de hacer felices a los demás con muy poco esfuerzo.
  • Este reto no solo te ayudará a fortalecer tu autoestima, sino que te ayudará a saber cómo la actitud de las personas influye en la gente, y lo más importante, verás cómo tú puedes influir en los demás. ¡La felicidad se puede contagiar!

Como habrás podido comprobar durante todo el artículo de las seis claves para ser feliz lo más importante es que estés a gusto contigo misma y te valores. Si tú estás bien, transmitirás esas vibraciones a las personas que te rodean y todo el mundo se contagiará de la felicidad que sientes.

¡SER FELIZ SOLO DEPENDE DE TI!

Karina Rando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Karina Rando

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This